un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

PALACIO DE LOS LUNA (ILLUECA)


FACHADA PRINCIPAL

Capital de la Comarca del Aranda, Illueca se asienta a orillas del río que da nombre a la zona. El casco urbano se extiende sobre un pequeño cerro que corona el castillo-palacio conocido como “de los Luna” asentado sobre un espolón rocoso.

2 FACHADA PRINCIPAL 3 FACHADA LATERAL

En el siglo XIII, el rey Jaime I el Conquistador concede al hijo del último rey moro de Mallorca, convertido al cristianismo y bautizado como Jaime de Gotor, el señorío de la villa de este nombre, próxima a Illueca. En 1263, Blasco, hijo del primer señor de Gotor, recibe también el señorío sobre Illueca. Miguel, el tercer señor sería desposeído por Pedro III y rehabilitado por Alfonso III. Al fallecimiento de Ximén, el cuarto señor, heredó el título su hija María Pérez de Gotor quien en 1343, se uniría en matrimonio con Juan Martínez de Luna. De este matrimonio nacería en 1328 en este castillo don Pedro Martínez de Luna, cardenal y posteriormente Sumo Pontífice con el nombre de Benedicto XIII, el Papa Luna. En 1665 Ana Apolonia Martínez de Luna vendió todos sus señoríos y títulos a Francisco Sanz de Cortés, primer marqués de Villaverde, en cuya familia permaneció, hasta que en la década de 1970 el castillo fue cedido al Ayuntamiento de la villa por su entonces propietario, Cristóbal Martínez Bordíu, marqués de Villaverde. Restaurado a lo largo de varias décadas, en la actualidad alberga las sedes de la Comarca del Aranda y de la Fundación Papa Luna, así como una espléndida Hospedería.

4 ARQUERIA GOTICA VENTANA IZQUIERDA 5 ARQUERIA GOTICA VENTANA DERECHA

Hay que decir que, a pesar de ser conocido como “castillo-palacio” su aspecto es poco militar y más bien responde al arquetipo de otros edificios similares como Valderrobres, Albalate o Cetina, donde prima fundamentalmente el carácter residencial sobre el militar. El edificio actual responde a las profundas reformas, que en estilos renacentista y barroco, se acometieron en los siglos XVI y XVII, aunque todavía es posible delimitar la disposición original que tendría cuando se levantó en estilo mudéjar en los siglos XIV y XV. Para Gonzalo Borrás, la inclusión de este castillo-palacio dentro de la arquitectura civil mudéjar aragonesa se fundamenta en tres razones: primero, la presencia de numerosas comunidades mudéjares que quedaron poblando esta comarca después de la reconquista, hace pensar que los alarifes que construyeron el edificio fueran mudéjares, aunque no quede constancia documental de ello; en segundo lugar, tanto materiales como técnicas utilizados en la construcción inicial y en las posteriores reformas son los típicos utilizados por estos maestros de obra (muros de mampostería, torres y galerías de ladrillos, portadas y frisos decorados con yeso, techumbres de carpintería policromada, etc.); finalmente, hay que tener muy en cuenta la predilección que Benedicto XIII tuvo por el maestro Mahoma Rami, lo que hace posible su intervención en los alfarjes de las salas conservadas de esta época.

DETALLE ARQUERIA GOTICA

La planta del edificio tiene forma de rectángulo irregular. De su aspecto exterior destacaremos en primer lugar los restos de las yeserías gótico-mudéjares de dos ventanales geminados que abren en el muro oeste; en segundo lugar la larga galería corrida de arcos doblados de medio punto que recorre la parte alta de la fachada principal y de las torres laterales, obra del siglo XVI, momento en que los Luna acometen una serie de reformas para darle al edificio un aspecto más residencial.

GALERIA DE ARQUILLOS DOBLADOS EN MEDIO PUNTO

Un tercer elemento que llama la atención es la monumental portada que abre en el centro de la fachada entre dos torrecillas cilíndricas que se levantan por encima de lienzo y galería de arcos. Fue reformada en su parte inferior en el siglo XVII en estilo barroco.

8 PUERTA DE ENTRADA 9 ESCALERA PRINCIPAL

Traspasando esta portada se accede a una larga escalera recta que, en sus primeros tramos está excavada en la roca que sirve de base al castillo. Se cubre con pequeñas bóvedas de arista y de medio cañón. A través de esta escalera se desemboca en lo que en origen fuese un patio abierto del primitivo castillo y que fue cerrado en 1665 por Don Francisco Sanz y Cortés, cubriéndose con una cúpula sobre pechinas y linterna, dotándose en su interior de una escalera claustral, logrando de esta manera un acceso más elegante a las estancias de los pisos superiores.

10 BOVEDAS DEL RELLANO DE LA ESCALERA 11 CUPULA SOBRE EL PATIO CENTRAL

Del antiguo patio medieval, los restaurados han dejado a la vista uno de los arcos de yeso decorado con tracerías góticas que abrían al mismo desde la Sala Dorada del segundo piso, así como parte del agramilado simulando despiece de piedra sillar con que se cubrían sus muros.

RESTOS DE LA PRIMITIVA FABRICA

13 RESTOS DE POSIBLE ARCO CARPANEL 14 RESTOS DE AGRAMILADO

En el primer rellano de la escalera se accede a la actual recepción de la Hospedería, conocida como “Sala del Mausoleo” y que veremos en la página siguiente. En el segundo piso abre al patio una amplia logia en tres arcos de medio punto más el amplio arco rebajado de la escalera. Sustentada sobre sencillas columnas toscanas, está cerrada en su parte baja por una balaustra.

15 ESCALERAS Y ACCESO A LA HOSPEDERIA 16 LOGIA DEL PISO SUPERIOR

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Aranda
 
Página de inicio