un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DEL SALVADOR (PURUJOSA)


La pequeña localidad de Purujosa se ubica en la cabecera del río Isuela, en la conocida como “cara oculta del Moncayo” de la comarca del Aranda. Su casco urbano se adapta al escarpe de la muela caliza de los Aliagones, donde se asienta. Fundada en el siglo VIII por una tribu de beréberes, sus calles conservan el urbanismo primitivo típicamente musulmán. El acceso con vehículo únicamente es posible a través de su calle Mayor, que además no permite el cruce de dos vehículos, por lo que en el año 2000 se colocó un semáforo en ambos extremos para regular la circulación por esta vía. Esta circunstancia le ha llevado al libro Guinness de los Récords como el pueblo más pequeño del mundo con semáforo.

En la confluencia de las calles Mayor y Castillo, en la parte más alta del pueblo. se levanta la iglesia parroquial de El Salvador, de construcción tan modesta que apenas destaca del resto de viviendas. Su primitiva fábrica románica de transición al gótico, de hacia finales del siglo XIII o principios del XIV, fue ampliamente remodelada en el XVI lo que, unido a las reparaciones posteriores, han configurado su aspecto actual. Construida a base de mampostería con refuerzo de piedra sillar en las esquinas de la cabecera, de su exterior únicamente la espadaña en que remata el hastial, con sendos vanos para campanas, la diferencia de los edificios colindantes.


Se accede al interior a través de una portada en arco rebajado con una pequeña hornacina encima de la clave, que abre a la derecha del hastial. Se llega así a un zaguán abierto que sirve de antesala a la entrada a la iglesia, al cementerio y al antiguo “cuarto de la primicia”.

El lado meridional de este zaguán lo ocupa un pórtico elevado adosado al lado de la Epístola del templo, que cubre con tejado de madera, y en el que abre la portada de entrada a la iglesia en amplio arco apuntado de doble arquivolta.

2 3

Al interior la iglesia presenta planta de nave única de cinco tramos, con cabecera recta canónicamente orientada hacia el Este, y coro alto a los pies. Se cubre con bóveda de cañón apuntado entre cuatro arcos fajones, también apuntados.

4 5

De los cuatro fajones, únicamente el primero, y no en su totalidad, decora el intradós con motivos mudéjares de entrelazo, ya que en el siglo XVI se cortó su parte izquierda para abrir el acceso a la nueva capilla que aquí se construyó. De esta manera, únicamente se conserva la decoración en el lateral derecho y una pequeña parte del contrario en la zona de la clave. 

Son dos los motivos de lazo que se utilizaron, uno para la zona curva de la bóveda, y otro para la recta de los muros hasta la ménsula en la que apea.

El de la zona del arco está formado por una red de cuadros de lados rectos que se interseccionan en sus respectivos ángulos. En esta intersección se sobrepone y entrecruza otro cuadrado. Todo ello da lugar a una malla de cuadrados de distinto tamaño. Por la intersección de los cuadros en sus cuatro esquinas se produce un espacio cruciforme en el centro de cada cuadrado mayor que alterna con cuatro espacios cuadrados producidos por el entrecruzamiento del cuadro intermedio. Los espacios cruciformes se rellenan con cruces biseladas de extremos rectos, mientras que los cuadrados y triangulares lo hacen con las habituales puntas de diamante.

El motivo de la zona recta de los muros solo se conserva en el lado de la Epístola y desarrolla uno de los más utilizados en el mudéjar. Se trata de un lazo de cuatro octogonal a base de una malla de estrellas de ocho puntas y cruces apuntadas de brazos iguales. Los espacios estrellados se rellenan con estrellas de ocho puntas y los huecos cruciformes se decoran con cruces apuntadas y biseladas.

La capilla que abre en el segundo tramo del lado del Evangelio tiene planta cuadrada y se cubre con bóveda de crucería estrellada, propia del siglo XVI. El intradós del arco de entrada también se decoró con el mismo motivo de lazo de cuatro octogonal visto en la zona recta del arco fajón. Preside la capilla, en el centro del muro de los pies, una imagen de Cristo Crucificado de factura popular, obra del siglo XIX.

9 10

El otro elemento de interés de esta pequeña iglesia, lo encontramos en el coro alto que ocupa el tramo de los pies. Se levanta sobre un amplio arco carpanel, y cierra con un interesante antepecho obra del siglo XVI. Esta formado por siete paneles entre columnas toscanas, ciegos los de los extremos y con yeserías caladas de inspiración mudéjar los cinco restantes, similares a los del también coro alto de la ermita de la Virgen de Constantín.

Desarrollan tres motivos. En el panel central un óvalo que encierra un sol con el anagrama de Cristo en el centro. Los dos paneles contiguos se dividen en cuatro espacios cuadrados que se entrecruzan con formas circulares creando en cada uno una especie de forma cruciforme de lados curvos. Los paneles mas alejados del centro se cubren con pequeñas formas circulares, de lágrimas y flamígeros.

13 14 15

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Aranda
 
Página de inicio