un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DEL CONVENTO DE SAN AGUSTÍN (BELCHITE)


El que fuera Convento de San Agustín se levanta en el frente norte del pueblo viejo de Belchite, ocupando uno de los lados de la plaza a la que da nombre. Como dato curioso, hay que decir que la  construcción rebasaba en parte el límite primitivo del pueblo, ya que la acequia que sirve como tal al mismo pasa justamente por debajo del primer tramo de la iglesia y cruza el espacio de lo que fue el claustro.

El convento es obra de finales del siglo XVI, cuando los agustinos se trasladan a la villa desde su residencia junto al Santuario de la Virgen del Pueyo. Vicente Blasco de Lanuza dice en su “Historia de Aragón eclesiástico y secular” que en el siglo XIII los ermitaños de San Agustín poseyeron un monasterio contiguo a la ermita de la Virgen del Pueyo. Los frailes tenían las custodia de la Virgen y la administración de sus bienes, hasta 1597 en que se trasladan al nuevo edificio.

IGLESIA Y RESTOS DEL CONVENTO DE SAN AGUSTIN

El convento quedó abandonado en el siglo XIX, con motivo de la Desamortización de Mendizábal, aunque la iglesia siguió abierta al culto hasta la revolución de 1868 que originó la caída de la reina Isabel II. En 1869 parte del convento y de la iglesia se incendió, lo que ocasionó graves daños en el conjunto. De 1887 a 1890 la iglesia se restauró por iniciativa de mosén Felipe Ayala y con la aportación económica de los vecinos del pueblo.

Finalmente, durante la Guerra Civil de 1936-39, la iglesia, al igual que el resto de la villa, sufrió gravísimos daños, aunque entre 1939 y 1945 se volvió a rehabilitar para su uso como parroquia del pueblo nuevo hasta que se terminó la construcción de su iglesia. Aún se utilizó para el culto público hasta 1964, año en que se terminó el traslado de los belchitanos al nuevo Belchite, quedando a partir de entonces definitivamente abandonada.

De todo el conjunto, lo único que resta en la actualidad es la iglesia, que debido a su abandono, al expolio de las tejas y otros materiales, a lo efímero de los materiales empleados en su construcción, tapial y adobe, al vandalismo y a la indiferencia de la Administración, presenta un estado ruinoso, al igual que la cercana iglesia de San Martín, algo que de no remediarse terminará con la pérdida total del edificio.

2 FACHADA Y TORRE DE LA IGLESIA 3 FACHADA PRINCIPAL Y TORRE 4 TORRE

Aún cuando el traslado de la Comunidad se produce en 1597, la construcción de la iglesia y su torre-campanario es bastante más tardía, ya que son de estilo claramente barroco. La torre es la parte más interesante del conjunto. Aunque su estilo es plenamente barroco, todavía conserva cierto sabor mudéjar, algo frecuente en tierras aragonesas, y que demuestra lo arraigado que estaba este estilo en la Comunidad.

De tipo mixto con una base de 5 metros y una altura de 32, se divide al exterior en tres cuerpos, los dos primeros de planta cuadrada y el tercero octogonal.

5 CUERPO BAJO DE LA TORRE 6 CUERPOS SUPERIORES DE LA TORRE 7 SEGUNDO CUERPO

Sobre un basamento de piedra sillar, se levanta el primer cuerpo con decoración de tipo geométrico a base de ladrillo resaltado. En cada uno de los muros visibles se dibujan tres paños ornamentales. Un cuadrado central que forman un gran rombo y cuatro triángulos en sus esquinas, con un círculo rehundido en su centro. Los paños superior e inferior son rectangulares a base de una combinación de cuadrados y rectángulos resaltados.

8 REMATE DEL SEGUNDO CUERPO Y BASAMENTO DEL TERCERO 9 ESQUINILLAS AL TRESBOLILLO EN ESQUINA

El segundo cuerpo es también de planta cuadrada con las esquinas curvas y molduras de claro estilo barroco. La parte de los contrafuertes del basamento se rellena con una línea de esquinillas en vertical. Encima, abre en cada paño un alargado vano en arco de medio punto para cobijar las campanas. En la amplia cornisa que lo separa del cuerpo superior, aparece el único motivo decorativo de estilo mudéjar de toda la torre, consistente en pequeños paños de esquinillas al tresbolillo en las redondeadas esquinas.

DECORACIÓN CERÁMICA

Una reminiscencia de este estilo artístico es también la utilización de azulejos cerámicos como motivo decorativo, que aquí vemos en esta cornisa, en el basamento del tercer cuerpo y en el remate.

El tercer cuerpo es de planta octogonal con abultados contrafuertes en forma de columnas adosadas en las esquinas, y se divide a su vez en dos pisos más el remate final de la torre.

11 CUERPOS ALTOS 12 TERCER Y CUARTO CUERPOS

La parte de los contrafuertes correspondiente al basamento, es de planta cuadrada, a modo de torreoncillos que suavizan el paso del cuadrado al octógono. Se coronan con unos pequeños pináculos con una esfera de piedra en su vértice. La cerámica vidriada decoraba sus frentes y el de los paños del basamento.

Al igual que en el segundo cuerpo, en cada uno de sus lados abre un vano en arco de medio punto. La decoración cerámica aparece también en el entablamento bajo la cornisa de separación con el remate final.

13 CONTRAFUERTES Y PINACULOS DEL BASAMENTO 14 CAPITELES Y CORNISA DE SEPARACION CON EL ÚLTIMO CUERPO

Este remate tiene también planta octogonal, con simulación de columnas adosadas en las esquinas que terminan en un pequeño pináculo de piedra, y un abultado óculo cegado en el centro de cada uno de sus lados. Enmarca cada uno de los cuadrados una línea de azulejos cerámicos. Cierra la torre con un casquete semiesférico de ladrillo.

15 CUERPO DE REMATE 16 OCLOS CEGADOS Y DECORACION CERAMICA

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Belchite
 
Página de inicio