un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE LA ASUNCIÓN DE NTRA. SRA. (ALBERITE DE SAN JUAN)


Al igual que Ambel, Alberite estuvo desde época temprana en posesión de los templarios. En 1139, Pedro Taresa y su madre hace donación a la Orden, en la persona de su maestre Rigaldo, del castillo de Alberite, donación que es confirmada en 1141. Según documentación aportada por Ana Isabel Lapeña en su tesis doctoral “La Encomienda de la Orden del Temple en Novillas”, Ramón Berenguer IV ratifica, en un documento con fecha 21 de julio de 1151, las posesiones de la encomienda templaria de Novillas sobre los castillos de las villas de Ambel y Alberite. En 1162, Alberite pasa a depender de la nueva encomienda de Ambel, junto a Cabañas. Con la supresión de la Orden del Temple en 1132, sus bienes pasan a la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, quedando Alberite adscrito a la encomienda hospitalaria de Ambel, que a su vez dependía de la castellanía de Amposta. A esta época de jurisdicción sanjuanista se debe precisamente el topónimo de “San Juan” con el que se le conoce actualmente.

1 2

La parroquial de Nuestra Señora de la Asunción se levanta en un lateral de la Plaza de la Iglesia, en la parte alta de la localidad. Parece ser que en un principio estuvo bajo la advocación de San Juan y con este nombre la recoge Francisco Abbad Ríos en su Catálogo Monumental de la Provincia de Zaragoza. En época indeterminada, probablemente en la década de 1940-50, se produjo el cambio de advocación quedando bajo la de Nuestra Señora de la Asunción, titular del Retablo Mayor.

3 4

Al exterior, el templo muestra claramente sus dos etapas constructivas. La del siglo XIV que se corresponde con el presbiterio y está realizada en ladrillo, quedando interrumpida la fábrica en el primer tramo de la nave, para continuarse en el siglo siguiente a base de paños de mampostería encintada con verdugadas de ladrillo claramente apreciables en la zona de los tres tramos de la nave. La torre que se levanta a los pies es construcción moderna de mampostería.

Dentro de la fábrica mudéjar del siglo XIV, se aprecia en la fachada principal la parte exterior de la capilla del Santo Cristo con un ventanal en arco apuntado, actualmente cegado, en su parte superior, y dos bandas de esquinillas en la parte alta. De las yeserías que cerraban este ventanal apenas quedan restos de uno de los capiteles y el arranque de las que lo cerraban al centro.

5 6

Como suele ser habitual en esta tipología de iglesia mudéjar, la parte más interesante de la construcción exterior se concentra en el ábside, levantado en ladrillo aparejado a soga y tizón sobre un pequeño zócalo de piedra sillar provenientes del cercano castillo islámico. De acuerdo con esta misma tipología propia del mudéjar aragonés, carece de contrafuertes exteriores, lo que confiere una mayor vistosidad a la decoración en ladrillo resaltado que se extiende por sus cinco paños a un tercio de altura.

7 8 9

Esa decoración consta de un friso de arcos mixtilíneos entrecruzados ribeteado horizontalmente por dos bandas de esquinillas simples. Se trata del mismo motivo que aparece en la iglesia de San Miguel de Ambel.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Borja
 
Página de inicio