un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE GAÑARUL (AGÓN)


Entre Agón y Magallón, a un kilómetro aproximadamente del primero, se encuentra el despoblado de Gañarul. La primera noticia que tenemos sobre el lugar es del siglo XIII cuando su propietario Sancho de Antillón pleitea con Magallón por cuestiones de límites. A través de los siglos ha tenido diferente toponimia: Gaynnalur en 1243, Ganyallur en 1317, Gainnallur en 1429, Gaynnalur en 1562, hasta 1562 cuando ya figura con su nombre actual de Gañarul.

Desde finales del siglo XIV en que se conoce que pertenecía a Domingo Cerdán, hasta el XVII permaneció en poder de esta familia. A mediados del XVIII aparecen como propietarios los Bea, que procedentes de Vera del Moncayo se asentaron en Gañarul. En 1965 falleció sin descendencia doña Mercedes Bea donando la pardina de Gañarul a la Compañía de Jesús que no aceptó la donación, momento en que se inicia su total abandono y consecuente ruina progresiva. (parece ser que en su testamento condicionaba la herencia a que “deberían de rezarle todos los días mientras hubiese mundo”, lo que conllevo que no fuese aceptada por los jesuitas)

Entre sus ruinas se levanta exenta, casi mejor habría que decir que se cae, la ermita de la Virgen de Gañarul, antigua iglesia del poblado que se unió a la parroquial de Agón en 1583. Se trata de una pequeña construcción mudéjar de escasa altura y planta rectangular de tres tramos que se cubre con tejado a doble vertiente. Todo el edificio está realizado en ladrillo aparejado a soga y tizón.

2 3

El acceso al interior se realiza por el tramo central de la fachada sur a través de una puerta en arco rebajado que no es la original del primitivo templo. Nada queda en esta fachada de la decoración en ladrillo resaltado que es de suponer la recorrería al igual que en los muros norte y oeste, tal y como veremos en la página siguiente. Parece ser que su actual aspecto responde a una remodelación de época indeterminada, tal vez cuando se colocaron los contrafuertes de la fachada posterior, abriéndose en ese momento la actual puerta de entrada.

4 5

Al interior es una total ruina. De nave única dividida en tres tramos con testero recto, se cubre con bóveda de crucería sencilla. Los nervios arrancan en los cuatro extremos de una columnillas con capiteles en yeso. En el centro apean en ménsulas lisas de forma troncocónica invertida.

6 7

Aunque se ha venido fechando como una construcción unitaria en el siglo XVI parece más acertada la datación que ofrece Gonzalo Borrás en su última obra sobre el arte mudéjar aragonés, en la que distingue dos etapas constructivas mudéjares. A la primera fábrica mudéjar, obra de la primera mitad del siglo XIV, correspondería al actual tramo de la cabecera.

8 9

Este tramo está recorrido a media altura por un friso de ladrillos colocados a sardinel en zig-zag. Debajo corre una banda de esquinillas en dientes de sierra.

Tres pequeños vanos abren en el muro de la cabecera. En el centro, rompiendo la decoración de zig-zag y esquinillas, una pequeña ventana rectangular de época posterior ilumina el interior. En la parte superior dos pequeños huecos triangulares abiertos en su momento tal vez para ventilar las bóvedas.

11 12

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Borja
 
Página de inicio