un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN PEDRO APÓSTOL (PARACUELLOS DE LA RIBERA)


Mas que en lo visto al exterior, es la estructura interior de esta iglesia de Paracuellos de la Ribera la que despierta mayor interés. No hay decoración agramilada ni pintada, ni alfarjes de madera, ni ventanales con yeserías caladas. Es su arquitectura, de clara influencia islámica, la que motiva este interés.

1 2

El templo tiene planta de tres naves, más ancha y alta la central, de cuatro tramos cubiertos con bóvedas de crucería sencilla y estrellada, testero recto y coro alto a los pies. Aunque esta distribución puede parecer normal, hay una serie de elementos extraños que denotan un origen muy raro dentro de la arquitectura religiosa aragonesa.

3 4

En primer lugar, destacan por su rareza los arcos formeros que separan la nave central de las laterales en los primeros tres tramos a partir de los pies, ya que el cuerpo tramo de la cabecera parece ser una ampliación posterior. Estos arcos apoyan en pilares de sección rectangular, son doblados y los de los extremos apuntados, al igual que en la iglesia de San Andrés de Calatayud, con la que guarda una gran similitud. Es posible que al igual que en San Andrés, estos arcos fuesen túmidos y mutilados más tardes. El del lado del Evangelio del tramo más próximo a la cabecera fue cegado en la parte superior, convirtiéndolo en medio punto, aunque todavía se observa perfectamente su estructura primitiva en arco apuntado.

5 6

Quizás lo que más llama la atención es que los arcos centrales, que también van doblados, sean de medio punto. Esto supone una concepción simétrica del templo, no solamente transversal sino longitudinal, algo único en Aragón. La explicación más lógica para esta distribución sería que en origen la iglesia estuviese orientada transversalmente y más tarde se modificase.

En cuanto a la cubierta, es casi seguro que en un principio fuese de madera y posteriormente se sustituyó por bóvedas de crucería sencilla sobreelevando el techo de las naves y modificando los pilares para apoyar los nervios de las bóvedas, al igual que sucede en la iglesia de San Andrés. Como es ésta, también se ampliaría en un tramo hacia la cabecera, y se levantaría a la derecha del presbiterio la torre campanario. También entra en lo posible que fuese entonces cuando se añadieran los arcos de arriostramiento en las naves laterales que separan las seis capillas.

9 10

Todas estas modificaciones y ampliaciones se llevarían a cabo en los siglos XIV o XV. En el XVI habría nuevas obras como el cubrimiento de la parte baja de la torre y los dos primeros tramos de la nave central con bóveda de crucería estrellada. En época barroca, siglos XVII o XVIII, se añadieron en los lados norte y sur capillas cubiertas con cúpula con linterna central. De cuando se construyó el coro alto a los pies no hay ninguna noticia ni elemento significativo que permita ubicarlo en un determinado estilo.

11 12

En cuanto a la cronología de esta interesante iglesia, si aceptamos que las bóvedas de crucería sencilla son un añadido de los siglos XIV o XV, la construcción primitiva es anterior a estas fechas, probablemente del siglo XIII. Si la población de Paracuellos hubiese sido netamente morisca como en los pueblos de la zona, podríamos hablar de una mezquita mudéjar consagrada para el culto católico. Es más probable que nos encontremos ante una iglesia muy temprana construida bajo cánones claramente islámicos, lo que la convierte en un ejemplar único, junto a San Andrés de Calatayud, merecedora de figurar en el catálogo de elementos mudéjares aragoneses

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Calatayud
 
Página de inicio