un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE LA VIRGEN (TOBED)

Versión en inglés

La iglesia de la Virgen de Tobed es uno de los monumentos más destacados y más conocido del arte mudéjar aragonés. A ello contribuyen fundamentalmente tres factores. En primer lugar, ha sufrido escasas modificaciones lo que ha permitido que en pleno siglo XXI podamos contemplarla tal y como fue concebida en el momento de su construcción, algo inusual en el conjunto de templos que han ido adaptando su fisonomía al gusto de los tiempos con ampliaciones y modificaciones muchas veces no demasiado acertadas. En segundo lugar, en esta iglesia de Tobed se concentran la mayoría de elementos, tanto estructurales como decorativos, que conforman el conjunto de características del mudéjar aragonés: tipología de iglesia-fortaleza, hastial profusamente decorado en ladrillo resaltado y azulejería, torres con estructura de alminar hispanomusulmán, extensa decoración mural y de yeserías en óculos y ventanales y un magnífico alfarje sustentando el coro alto a los pies, sin olvidarnos de un pequeño elemento tan curioso y raro como el carrillón del muro norte. Finalmente, se conocen una serie de documentos que nos permiten fijar una cronología aproximada para las obras, algo no demasiado común en las iglesias mudéjares aragonesas.

IGLESIA DE LA VIRGEN DE TOBED

La tradición de la Virgen de Tobed se remonta a tiempos antiquísimos. En 1845 Mariano del Cos recoge en sus “Glorias de Calatayud” que la iglesia de Nuestra Señora de Tobed es de tiempos de los godos y fue consagrada el 3 de abril de 1066 según consta en un misal antiquísimo de la Real Casa del Sepulcro. La localidad de Tobed fue encomienda de la Orden del Santo Sepulcro de Calatayud desde que el 29 de agosto de 1141 la Orden llega a un acuerdo con Ramón Berenguer IV para compensarle por la renuncia al legado testamentario del rey Alfonso I el Batallador quien dejaba el reino de Aragón a las órdenes militares de Tierra Santa. Esta cesión territorial  confirmada por el papa Adriano IV, comprendía solar para levantar casa e iglesia en Calatayud, donde se establecería una comunidad de canónigos regulares de Calatayud, dotada con las rentas de, entre otros, Tobed, Nuévalos y Codos.

Mediado el siglo XIV se produce el inicio de las confrontaciones entre los reinos de Castilla y Aragón donde la Orden del Santo Sepulcro va a apoyar activamente al rey aragonés Pedro IV en la defensa de la frontera en la zona de Calatayud. Uno de los hechos más destacados de esta colaboración fue la defensa que los caballeros hicieron de la plaza y castillo de la encomienda de Nuévalos.

BOVEDAS

Es precisamente al comienzo de este conflicto bélico en 1356 cuando se inician las obras de la iglesia de Tobed. Concretamente el 1 de abril de este año es citado por Vicente de la Fuente en 1866 como uno de los acontecimientos destacados del priorato de Domingo Martínez de Algaravi (1347-1384), siendo comendador de Tobed fray Juan Domingo.

El 3 de abril de 1359 el arzobispo de Zaragoza Don Lope Fernández de Luna falla una sentencia arbitral entre Pedro Pérez de Calvillo, obispo de Tarazona, y el prior del Santo Sepulcro de Calatayud. La causa del conflicto entre ambos es precisamente la iglesia construida en Tobed, la cual a juicio del prelado turiasonense no debería de haberse edificado sin su consentimiento a la vez que pedía sus rentas puesto que Tobed se encuentra dentro de su diócesis. El arzobispo zaragozano falla a favor de la Orden otorgándole la iglesia y sus rentas disponiendo : “que la Iglesia o Capilla edificada en Tobed y los Altares en ella construidos en honor de María Santísima, de San Juan Bautista y de la Magdalena y demás necesario que en adelante ocurriese a su perfección y utilidad hayan de subsistir y subsistan. Que las rentas, frutos y obvenciones que han dado y dieren en adelante y todos sus derechos los administren, recojan y distribuyan los Priores del Santo Sepulcro sin contradicción ni gravamen de los Obispos de Tarazona”. Estos dos noticias documentales permiten establecer una cronología precisa para una primera etapa de las obras entre 1356 y 1359. Además nos confirman que el presbítero ya estaba acabado con su estructura de triple capilla bajo las advocaciones citadas en la sentencia.

PINJANTE DE MOCARABES

Las obras parece que continuaron ya que el 30 de diciembre de 1360 fray Martín de Alpartir, comendador de Tobed, contrata con Mahoma Granada rejolero moro de Pedrola la fabricación de cincuenta mil rejolas o ladrillos en la localidad de Tobed.

Hacia 1375 Enrique II de Castilla, que se había aliado durante la guerra de los Dos Pedros con el rey aragonés por cuestiones dinásticas, donó a la iglesia de la Virgen de Tobed las tres tablas de la Virgen de la Leche, Historias de San Juan Bautista e Historias de la Magdalena para presidir los altares de las tres capillas que se citan en la sentencia arbitral de 1359.

La siguiente noticia documental hace referencia a un acuerdo capitular de años más tarde. El 8 de agosto de 1385 el prior Juan Pérez de Torres (1385-1396) y el Capítulo constataron “que la Iglesia no era acabada la de obrar ni era ornada de vestiments, joyas, ornaments, campanas et otras cosas a ella necesarias etc establecían que todas las rentas, donaciones, emolumentos e proventos que llegasen a la iglesia de Ntra. Sra de Tobed, se pongan en depósito, para perficcionar la fábrica y disponer ornaments muy decents para su mayor culto”.

>TIMPANO VENTANAL TESTERO

Finalmente, un aspecto a considerar para establecer una cronología de la última etapa de las obras lo constituye la inclusión del escudo heráldico del papa Benedicto XIII en la clave de la bóveda del último tramo de la nave, en el alfarje en las bandas heráldicas del presbiterio y en la línea de impostas que corre por las capillas y nave a la altura del arranque de las bóvedas, además de los escudos heráldicos de familias y linajes íntimamente ligados al pontífice. A estas fuentes documentales hay que añadir otros cuatro documentos del Archivo Diocesano de Zaragoza fechados en 1401, 1405, 1408 y 1410. Se trata de licencias otorgadas en estos años “para cuestar por Santa María de Tobed en el arzobispado de Zaragoza

CARRILLON

A la vista de lo anterior se puede decir que la iglesia de la Virgen de Tobed se comenzó a construir el 1 de abril de 1356 con estructura de iglesia-fortaleza dado el contexto bélico que se vivía en la zona en esos momentos. No parece lógico pensar que fuese pensada como de dos tramos a los que se añadiría un tercero en tiempos de Benedicto XIII, sino que es más probable que se concibiese desde un principio como de tres tramos y que la terminación del último se alargase o postergase hasta lo que podemos considerar la segunda etapa a partir de 1385. Hay que tener en cuenta que las iglesias mudéjares y las iglesias-fortaleza en particular se planificaban como norma general con una o dos torres a los pies con al menos una escalera para acceder a las tribunas y parte alta de las mismas. Precisamente en esta iglesia de Tobed las torres contrafuerte entre los tramos segundo y tercero no disponen de escaleras, estando huecas en su interior.

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Calatayud
 
Página de inicio