un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN PEDRO APÓSTOL (TOBED)


Dos son los templos que se levantan en la localidad de Tobed, ambos en estilo mudéjar aunque sin ningún paralelismo entre ellos, a no ser el empleo del ladrillo en su construcción. Por un lado la iglesia-fortaleza de la Virgen en la parte alta del pueblo, icono de esta tipología constructiva y uno de los elementos más destacables y señeros que conforman el catálogo de elementos mudéjares dentro de Aragón. En la parte baja del núcleo urbano, visible desde la carretera de acceso, se encuentra la parroquial bajo la advocación de San Pedro Apóstol de factura mucho más modesta que la anterior, aunque bien merece la pena detenerse para contemplar su fábrica y  su torre.

IGLESIA DE SAN PEDRO DE TOBED

Es obra de la segunda mitad del siglo XVI realizado en ladrillo. José Miguel Acerete aporta una noticia documental según la cual el 3 de febrero de 1579, Juan de Campos, obrero de villa, recibe del prior y de los canónigos de la iglesia del Santo Sepulcro de Calatayud 10.000 sueldos como parte del pago de la obra que hace en la iglesia de Tobed. Como hasta 1590 no hay noticias suyas, se supone que durante la mayor parte de este tiempo estaría trabajando en la parroquial de San Pedro de Tobed.

Al exterior se observa su planta longitudinal con cabecera poligonal de cinco paños con contrafuertes. Entre los contrafuertes del segundo paño del lado nordeste se adosa la sacristía de planta cuadrada irregular ya que tiene que adaptarse al terreno. En el tercer tramo del lado este, junto a la torre, abría la portada de acceso primitiva, actualmente tabicada. Esta sencilla portada presenta arco de medio punto doblado con un pequeña hornacina encima para albergar una imagen del titular. En su lado oeste se levanta adosado el Palacio de los Canónigos de la Orden del Santo Sepulcro, obra barroca finalizada en 1790 según consta en el escudo sobre la puerta de entrada.

2 ABSIDE Y PARTE TRASERA DEL PALACIO DEL COMENDADOR 3 PUERTA ANTIGUA

Al interior presenta nave única de cuatro tramos con capillas laterales entre los contrafuertes de los dos primeros, ábside poligonal de cinco lados en la cabecera y coro alto a los pies. Se ilumina a través de vanos en arco de medio punto en los paños del ábside, cegado el central para colocar el retablo mayor, y mediante óculos en el segundo tramo del lado de la Epístola y en el hastial. El coro abre a la nave mediante tres arcos, de medio punto los laterales y rebajado el central.

4 INTERIOR HACIA LA CABECERA 5 INTERIOR HACIA LOS PIES

El presbiterio se cubre con bóveda de crucería estrellada cuyos nervios arrancan de ménsulas con la cruz patriarcal de la Orden del Santo Sepulcro situadas en los ángulos de los paños a la altura de una doble imposta que lo recorre.  Los cuatro tramos de la nave se abovedan con medio cañón con lunetos.

6 BOVEDA DE CRUCERIA ESTRELLADA EN LA CABECERA 7 BOVEDAS DE LUNETOS EN LA NAVE

Parece ser que en siglo XVI solamente se abovedó la cabecera y, posiblemente, las dos pequeñas capillas laterales que cubren con bóveda de medio cañón. El cubrimiento de la nave y las capillas del segundo tramo se realizaría en la primera mitad del siglo XVIII, entre 1732 y 1738. En la primitiva construcción renacentista, tal vez por falta de medios, se cubriría la nave con techumbre provisional de madera. En la visita pastoral de 1723 se dice que el techo amenaza ruina “por ser de teguillos viejos y querados” y se manda al prior y canónigos del Santo Sepulcro procedan a su reparación en el plazo de un año. Este mandato no debió de cumplirse, ya que en la visita de 1732 se reitera que se proceda a la reparación “de los texados y teguillos de la Yglesia que están amenazando conocida ruina y aun por ellos se entra ya el agua a la Yglesia”. Esta vez sí que se debió de cumplir el mandato, ya que ni en la siguiente visita de 1738 ni en las sucesivas se vuelve a citar el tema de las cubiertas.

8 CAPILLAS DE LA EPISTOLA 9 CAPILLAS DEL EVANGELIO

Se levanta la torre adosada al tramo de los pies del lado oriental o de la Epístola. Junto a ella, la fachada sur donde abre el acceso actual al interior a través de portada adintelada obra del siglo XVIII, cuando se construye el palacio adyacente que a su vez llevó aparejadas modificaciones en la iglesia, sobre todo en este tramo de los pies, una de ellas esta portada. Se completa la fachada con una hornacina que alberga una imagen de San Pedro y un óculo en la parte superior que ilumina al interior el tramo de los pies y el coro alto.

La torre es muy tardía, de finales del siglo XVI o del XVII, ya que en la misma se han abandonado todos los elementos decorativos en ladrillo resaltado que caracterizan estas construcciones. El único resquicio ornamental es un sencillo friso de cerámica en la parte superior. De planta cuadrada, se divide al exterior en tres cuerpos con el inferior hasta la altura de los tejados de la nave del templo y liso en su totalidad. Solamente rompen la monotonía dos pequeños vanos en el lado este para iluminación del interior.

10 TORRE CAMPANARIO 11 PRIMER CUERPO 12 CUERPOS SUPERIORES

Los dos cuerpos superiores son de planta más pequeña que el inferior ya que están retranqueados  hacia el interior. En ambos abre una pareja de vanos doblados en arco de medio punto en cada lado sobre antepechos con un óculo central ciego. Dos líneas de imposta los recorren separando antepecho y vanos la primera, y a la altura del arranque de los arcos la segunda.

13 TERCER CUERPO 14 SEGUNDO CUERPO

En la parte superior del segundo cuerpo corre un friso o banda cerámica como único elemento decorativo de la torre. Se trata de azulejos de época tardía con motivos circulares.

FRISO DE CERAMICA

BIBLIOGRAFÍA ESPECÍFICA SOBRE EL LUGAR:

* ACERETE TEJERO, José Miguel.- “La iglesia de San Pedro de Tobed (Zaragoza). Inventario artístico”. 4ª Jornadas de Estudio de la Orden del Santo Sepulcro páginas 373-392. Zaragoza. 2004

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Calatayud
 
Página de inicio