un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN CRISTÓBAL (VILLALBA DE PEREJIL)


1 2

La pequeña localidad de Villalba se sitúa en la ribera del río Perejiles. La fábrica actual de su iglesia de San Cristóbal es barroca, de los siglos XVII-XVIII, con planta de nave única de cinco tramos con capillas laterales entre los contrafuertes y coro alto a los pies. La torre situada en el lado de la epístola junto a la cabecera, consta de dos cuerpos, enlucido de yeso y ciego el inferior, y de ladrillo con vanos en medio punto entre pilastras el de campanas.

3 4

La iglesia medieval, y posteriormente la barroca, se construyeron aprovechando la antigua mezquita califal datable en el último tercio del siglo X, a la par que se cambiaba su orientación litúrgica. Fue en 1983 cuando se localizaron, ocultos en el muro exterior oriental de la iglesia, que se corresponde con el de la sacristía actual, tres pequeños arcos de herradura con orientación noroeste-suroeste correspondientes a la mezquita.

5 6

Estos arcos de herradura son solamente apreciables desde el exterior; de sillarejo, al igual que el muro en el que abren, han perdido su enfoscado original, están cegados, y son desiguales entre sí, lo que denota que la mezquita debía de ser modesta, tal y como correspondería a un pequeño núcleo de población. Para Juan Antonio Souto y Ricardo Usón, que estudiaron estos restos, es posible que muro y arcos sirviese de separación entre dos naves de la sala de oración perpendiculares al muro de la quibla. Aunque se trate de unos restos muy modestos, adquieren gran interés por su singularidad dentro de Aragón.

Al lado de este muro, y alineados con él, se levanta una pequeña torre de mampostería de yeso revocada y planta cuadrada irregular. Actualmente aparece desmochada, con unos 11 metros de altura, y cubierta con un tejado a un agua. Aunque por su estructura y situación, dominando el núcleo urbano y sus alrededores, parece ser que se trate de un torreón defensivo, hay un detalle que apunta a que no fue esta su única misión, y que se trate del alminar de la mezquita.

8 9 10

En el ángulo sureste se conserva un pináculo prismático coronado por una pequeña cruz de hierro, que bien podría tratarse del único merlón que queda de una posible terraza almenada en que se remataba la torre. Debajo del mismo había, hasta la última restauración, dos discos de cerámica vidriada de color verde, de los que restan sus huecos, junto a otros dos en el muro sur, lo que hace pensar en una línea decorativa de esta cerámica que circundaba la torre a esta altura. Estos discos son idénticos a los empleados en las torres de Belmonte de Gracián y primitiva de Santa María de Maluenda.

11 12

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Calatayud
 
Página de inicio