un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

RESTOS DE LA IGLESIA DE SAN PEDRO (ALCAZARÉN)


A pesar de su estado de semirruina, la iglesia de San Pedro de Alcazarén está considerada como uno de los más importantes monumentos mudéjares de la provincia de Valladolid, ya que su ábside es el modelo que tomaron un grupo de iglesias de Tierra de Pinares que además del de Santiago de esta misma localidad, incluye los de San Andrés de Olmedo, Aldea de San Miguel, Santa María de Íscar, Santa María de Mojados y Muriél.

De su estructura de nave única, solo conserva la cabecera mudéjar formada por un ábside de planta semicircular unido a un tramo presbiterial rectangular. Unas pinturas protogóticas descubiertas en el interior del ábside en la última restauración permiten fijar su cronología a finales del siglo XIII, siendo por lo tanto el más antiguo de los arriba citados, y por en consecuencia el modelo en el que se inspiran el resto.

2 3

El ábside apoya en un basamento de mampostería al que siguen dos bandas de ladrillos a sardinel. A partir de aquí arrancan tres pisos de arcos apuntados doblados en los que el central es de menor tamaño, aumentando en el inferior, que a su vez es más corto que el superior. Presenta la peculiaridad de que los arcos de los diferentes pisos no están alineados verticalmente, sino que las jambas de los superiores descansan sobre las claves de los del piso inferior, circunstancia ésta que unida a la diferencia de tamaño, le confiere al conjunto una agradable sensación de dinamismo y animación.

El muro presbiterial del mediodía, que es el único que se conserva, presenta un reticulado en el que se inscriben tres pisos de cuatro arcos apuntados doblados. Nada se ha conservado de los remates y aleros.

4 5

El ábside se decora al interior con bandas de esquinillas y encintados de ladrillo a sardinel entre las hiladas a soga, estas últimas con tendeles muy gruesos.

6 7

La torre de mampostería con el cuerpo de campanas en ladrillo es obra del siglo XVI. En su parte superior abren dos vanos en arco de medio punto en cada lado. Su decoración en ladrillo resaltado se reduce a una imposta abocelada y a una banda de esquinillas que corren por debajo del alero.

8 9

 

Mudéjar castellano-leonés (menú)
Página de inicio