un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL (ARÉVALO)


La iglesia de San Miguel se levanta junto a la muralla, al noroeste del primitivo casco urbano de Arévalo. Fundación del linaje de los Montalvo, su escudo de armas pude verse en las sepulturas que se conservan en el presbiterio. Desafectada del culto, actualmente se utiliza como espacio temporal cultural y auditorio.

1 2

Su primera fábrica, posiblemente del siglo XII, fue ampliamente reformada en el XVI, modificando sustancialmente la cabecera y el interior. La primitiva cabecera, que debió de constar de ábside con un tramo recto y otro semicircular, se sustituyó por otra cuadrada que presenta al exterior una curiosa e interesante decoración a base de arcos ciegos apuntados y doblados de distintos tamaños entre los que alternan cajeados de mampostería. Queda la duda de si estos arcos se plantearon ciegos porque se iba a colocar en el interior el gran retablo que en 1506 realizó Marcos de Pinilla, o se cegaron cuando se colocó el mismo.

3 4

En la fachada norte se conserva una de las portadas mudéjares. Consta de tres arquivoltas que apean en capiteles en forma de nacela. La flanquean pilastras unidas en la parte superior por un friso de esquinillas bajo un estrecho entablamento a base de ladrillo a sardinel formando un alfiz. Encima de la portada abren tres estrechos ventanales en arco de medio punto doblado, y más arriba dos óculos inscritos en un cuadrado y en su interior una cruz y una estrella de David, todo en ladrillo. Ambos motivos de difícil significación, aunque se les ha querido relacionar con la existencia de un doble culto hebreo y cristiano en la iglesia, hipótesis poco creíble dado que esta parte corresponde a las reformas del siglo XVI, cuando ya se había producido la expulsión de los judíos y la conversión forzosa de los moriscos.

5 6

La portada mudéjar de la fachada meridional queda oculta por la actual neoclásica, aunque todavía son visibles en el muro restos de un friso de ladrillos a sardinel entre otros dos de esquinillas. Parece ser que este sería el primitivo acceso al interior del templo.

7 8

Adosada al muro norte se levanta la torre de planta cuadrada y con dos cuerpos claramente diferenciados al exterior. El de la torre propiamente dicho a base de cajones de mampostería con encintado de verdugadas de ladrillo y refuerzo del mismo material en las esquinas, es parte de la primitiva fábrica de la iglesia, apreciándose algunos sillares romanos reaprovechados. El cuerpo de campanas, de ladrillo, corresponde a un recrecimiento posterior, posiblemente también del siglo XVI. Tal y como puede apreciarse en los vanos que abren en cada lado, falta la parte superior del cuerpo y su remate.

9 10

 

 
 
Mudéjar castellano-leonés (menú)
Arte mudéjar en Arévalo (ver catálogo)
Página de inicio