un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN MARTÍN (CUÉLLAR)


La iglesia de San Martín se levanta en la zona occidental del casco urbano, muy próxima al castillo-palacio de los Alburqureque y a la puerta de San Basilio, y en el interior del que fuera primer recinto amurallado de la villa.

Como es habitual su primera referencia la encontramos en los instrumentos recaudatorios del Cardenal Gil de Torres de 1247, lo que indica una fecha anterior para su construcción. En la desamortización de Mendizábal pasó a ser propiedad particular, hasta el siglo XX, cuando adquirida por el ayuntamiento se restauró y se habilitó en su interior, desafectado del culto, un centro de interpretación del mudéjar.

1 2

Está construida a base de mampostería de piedra enfoscada en las naves y ladrillo en los ábsides, portadas y esquinales. Tiene planta basilical de tres naves de cinco tramos y cabecera triple, con accesos por las tres fachadas restantes. En la esquina suroeste se adosó posteriormente una maciza torre de planta cuadrada en mampostería de piedra y sillares de refuerzo en las esquinas.

Como suelo ser habitual en estos templos, la parte más interesante del exterior se concentra en la cabecera absidial. En este caso son tres que se levantan sobre un potente zócalo de mampostería.

El ábside central está formado por un polígono de once lados en el que se alzan dos series de arcos de medio punto doblados y superpuestos. En los arcos tercero, sexto y noveno de la segunda arquería abren estrechas aspilleras para iluminación del interior. Sobre los arcos va una banda de recuadros doblados bajo frisos de esquinillas. Una volada cornisa remata el ábside.

Los ábsides laterales repiten el sistema de doble arquería superpuesta a base de arcos doblados de medio punto, para continuar con una banda de recuadros simples, desapareciendo los frisos de esquinillas.

4 5

En el tercer tramo de las naves laterales de los lados norte y sur abren sendas portadas de similar factura. En ladrillo, abren en arco de medio punto trasdosado por cinco roscas que arrancan de impostas corridas de ladrillo en nacela sobre otros tantos fustes. Un alfiz enmarca todo el conjunto.

6 7

Los muros llevan agramilado simulando despiece de ladrillos sobre el enfoscado. Una tercera puerta, de pequeño tamaño y en arco doblado, abre en el hastial. Sobre la misma un pequeño vano también en medio punto.

 

Mudéjar castellano-leonés (menú)
Arte mudéjar en Cuellar (ver catálogo)
Página de inicio