un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL CASTILLO (CUENCA DE CAMPOS)


La iglesia de Santa María del Castillo debe su advocación a estar edificada en el interior del antiguo recinto del castillo. En la década de los años 70 del siglo pasado dejo de utilizarse para el culto debido a su lamentable estado que amenazaba ruina tras un incendio que se produjo a a finales del XIX. De propiedad privada, sus dueños la restauraron dotándola de su aspecto actual.

De estilo gótico-mudéjar, no se conocen datos concretos sobre sus etapas constructivas, que parecen abarcar desde finales del siglo XIV hasta mediados del XV, con algunos añadidos modernos como la espadaña que se levanta a los pies, obra del siglo XX, y que vino a sustituir a la torre de la villa, hundida en 1849, en la que se ubicaba el reloj y desde la que se daba el toque de queda hasta 1820. De su devenir histórico únicamente se sabe que Doña María Fernández de Velasco estuvo depositada aquí antes de ser enterrada en el convento, lo que supone que la iglesia estaba construida a mediados del siglo XV.

1 2 3

Al exterior se aprecian tres partes claramente diferenciadas y correspondientes a otras tantas etapas constructivas. La primera corresponde a la cabecera, en forma de ábside poligonal de cinco lados con contrafuertes en las esquinas, construcción de ladrillo sobre una base de piedra sillar. En dos de sus paños abren sendos ventanales geminados en ladrillo aplantillado y con decoración en yeso muy perdida. El alero del tejado se sustenta sobre una línea de canecillos de un solo rollo. Esta zona se puede datar a finales del XIV o principios del XV. Su aspecto actual con el ladrillo a la vista es fruto de una intervención moderna que eliminó el lavado en yeso original.

4 5 6

El segundo espacio corresponde al cuerpo de la nave, construcción de ladrillo en la que encontramos su elemento más destacado en la portada situada en la fachada meridional. Precedida de un pórtico abierto en sus tres lados, abre en arco túmido doblado con salmer en piedra, recuadrando todo el conjunto una corta nacela cortada en el centro de la parte alta por el contorno de un medallón que parece ser albergaba algún motivo relacionado con la titular del templo. Se data esta zona hacia 1420-1430, y se relaciona con los alarifes mudéjares que trabajaban en el convento cercano, así como en Villalón, Mayorga y Aguilar. La tercera etapa constructiva se corresponde con la espadaña moderna ya vista.

8 9

Una descripción de 1885 decía de la iglesia que “consta su interior de tres naves, divididas entre sí por seis pilares octógonos: la del centro de 112 pies de longitud y 28 de latitud; las laterales más cortas y estrechas”. No muchos años más tarde sufrió un incendio que destruyó la techumbre y arruinó su interior.

 

Mudéjar castellano-leonés (menú)
Página de inicio