un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN JULIÁN Y SANTA BASILISA (HORCAJO DE LAS TORRES)


Horcajo de las Torres se ubica en la comarca de La Moraña abulense, a unos 6 km de Madrigal de las Altas Torres, y confinando con la provincia de Salamanca. Su topónimo le viene relacionado con la confluencia de dos ríos (Furcacula) dentro de su término municipal, el Regamón y el Trabancos. El término se transformaría en Forcaio. En cuanto al apelativo “de las Torres” se sabe que ya figura con él en el Catastro del Marqués de la Ensenada.

La iglesia parroquial se levanta aledaña a la Plaza Mayor bajo la advocación de los Santos Julián y Basilisa. Se asienta exenta sobre un pequeño promontorio rodeada de un espacio ajardinado. Su maciza y voluminosa fábrica actual es el resultado de diversas reformas y ampliaciones que han supuesto que casi no se conserven restos del templo primitivo, del que se tiene constancia en 1250 cuando se consagra como basílica y aparece en el documento de Gil de Torres.

Las obras de los siglos XVI y XVIII le confirieron su fisonomía. De grandes dimensiones, tiene planta basilical con cabecera trapezoidal y crucero no acusado en planta pero si en alzado. El cuerpo consta de tres naves, más ancha y alta la central, decrecientes hacia los pies donde se levanta la torre.

3 4

Del templo primitivo se conservan restos de un pórtico cegado en la fachada septentrional y la torre, caída en el siglo pasado y reconstruida no hace muchos años.

Junto a los restos del pórtico abre la portada principal de la iglesia en arco apuntado de tres roscas coronado por un friso de esquinillas. Se prolonga a ambos lados con una arquería ciega, también apuntada y partida por unos contrafuertes posteriores. Sobre los arcos corre también un friso de esquinillas, más ancho que el de la portada, bajo dos hiladas de ladrillos dispuestos a sardinel. Se trata de los restos de uno de los pocos pórticos que se conservan de esta época en la provincia, junto a los de San Esteban de Zapardiel, Órbita y El Salvador de Arévalo, aunque éste es el único que abría al norte. Aunque se desconoce la fecha en que se cerró para conformar la nave norte, es probable que fuese en el siglo XVI o XVII.

5 6

7 8

Frente a esta fachada principal se encuentra "La Casa de las Manuelas", posada rural en la que estuvimos hospedados en septiembre de este año de 2016. Cuidadosamente restaurada y acondicionada para el hospedaje, Ángel su propietario se esmera de tal manera con sus clientes que hace que te sientas como en casa. Las habitaciones amuebladas con gusto y encanto, y el precio hacen de ella el lugar perfecto para conocer una amplia zona de Castilla, ya que a menos de 100 km podemos visitar Ávila, Salamanca, Valladolid, Zamora, Toro, Alba de Tormes y su comarca, y por supuesto el amplio abanico de iglesias mudéjares de la comarca de La Moraña. Después de una jornada viajera, no nos defraudará la cena que nos prepare Ángel, dentro de un variado menú, que aunque de precio algo elevado, su cantidad y calidad hace que lo merezca.

 

 
 
Mudéjar castellano-leonés (menú)
Página de inicio