un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

MOJADOS (VALLADOLID)


En una zona llana junto al río Cega, y a 22 km de la capital vallisoletana, se ubica la localidad de Mojados. Su azarosa historia medieval, por el continuo cambio de señor, comienza en 1175 Alfonso VIII la da al obispo de Palencia, quien la manda poblar otorgándole un fuero con acuerdo a las capitulaciones de la catedral palentina. Por alguna razón pronto volvió a propiedad del rey, que esta vez entrega el lugar y su término en trueque a Tello Pérez en enero de 1181. Antes de final de año vuelve a ser nuevamente de realengo, ya que el rey vuelve a trocarla al obispo de Segovia, junto a Fuentepelayo, por Alcazarén. En 1189 otra vez el rey la recupera a cambio de Cigales, que da al obispo de Palencia. Por último pasó a poder de la mitra segoviana, frente a la que los vecinos promueven un pleito sobre la cuantía de algunos impuestos, que sentencia Enrique I. Entre 1249 y 1259, al quejarse los pecheros de la arbitrariedad de los recaudadores, el obispo segoviano D. Raimundo modifica el fuero adaptando las exacciones a una cuantía fija. Por este motivo siguen los pleitos hasta que en 1294 la localidad recibe y acepta el Fuero Real. En 1325, junto con otras aldeas, pasa a pertenecer a la villa de Portillo, perdiendo parte de su autonomía.

Mojados cuenta dentro de su casco urbano con dos iglesias: la de Santa María y la de San Juan, ambas construcciones mudéjares del siglo XIV profundamente transformadas en el XVI.

Mudéjar castellano-leonés (menú)
Página de inicio