un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA (OBÓN)


Obón es una pequeña localidad de la Comarca de las Cuencas Mineras, con su casco urbano rodeado de altos cerros a orillas del río Cabras. La iglesia de la Asunción de Nuestra Señora es un curioso edificio que combina cabecera barroca del siglo XVIII con nave de cuatro tramos, tres de ellos abovedados con crucería simple, probablemente del siglo XV, y el cuarto con lunetos. María Jesús Berraondo Urdampilleta que ha estudiado la iglesia cita además la existencia de unos capiteles, tal vez del XIII, empotrados en el ábside.

1 2 3

Adosada al templo se levanta una sencilla y esbelta torre de ladrillo de planta cuadrada. Su decoración exterior es muy sobria, limitándose a una banda de esquinillas en la parte superior de cada uno de sus tres cuerpos. El primero de ellos, de aproximadamente la mitad de altura de la torre es liso en su totalidad, salvo esa pequeña banda de esquinillas.

4 5

Un friso de ménsulas en forma de pirámide invertida marca el paso al segundo cuerpo que se corresponde con el de campanas, en el que abren en cada paño dos grandes vanos en arco apuntado, actualmente cegados. A partir de un nuevo friso de esquinillas como el anterior, se levanta el último cuerpo con tres pequeños vanos por lado, también apuntados. La torre remata en un chapitel piramidal parcialmente oculto por un raro recrecimiento, añadido en época incierta, que lo rodea a modo de corona, con forma de V en cada lado y pequeños torreoncillos cuadrados en las esquinas.

6 7

Es de suponer que las campanas se ubicasen en el interior del segundo cuerpo, con lo que el sonido saldría por los vanos granes, sirviendo el cuerpo superior con los pequeños como caja de resonancia. Posiblemente fue en el siglo XVIII, coincidiendo con la construcción de la cúpula y el presbiterio, cuando se trasladaron las campanas a las pequeñas ventanas altas, cegando las del inferior y buena parte de las del superior.

8 9

Como en muchos otros casos de torres mudéjares aragonesas, fueron Agustín Sanmiguel Mateo y Ana Isabel Pétriz Aso, quienes dieron noticias de la existencia de esta pequeña torre en el VIII Simposio de Mudejarismo, que por su estructura interior de alminar y los vanos apuntados se puede datar a finales del siglo XV. Dentro de su sencillez la torre adquiere cierta relevancia al ser uno de los pocos ejemplos de torre mudéjar que hay en esta parte de la provincia turolense.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de las Cuencas Mineras
 
Página de inicio