un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA ANA (MAINAR)


Considerada como el mejor ejemplo de la arquitectura religiosa mudéjar tardía del siglo XVI en Aragón, la iglesia de Santa Ana de Mainar fue tema de la tesis de licenciatura de Carlos Lasierra Gómez. Gracias a sus trabajos de investigación y exhumación de datos cronológicos en los libros parroquiales podemos aproximarnos con relativa exactitud a la fechas de su construcción y posterior ampliación.

Así conocemos un mandato del arzobispo Don Hernando de Aragón, fechado en el año 1544, en el que ordena modificar y ampliar toda la iglesia a partir de las capillas de San Antonio y Santa Ana que se respetaron y quedaron incluidas en el nuevo templo. Aunque las obras debieron de comenzarse enseguida, cuatro años después todavía no habían concluido, ya que en una nueva visita de 1550, esta vez de don Lope Marco, abad de Veruela, se ordenaba terminar la iglesia en un plazo de año y medio. De nuevo, el 15 de mayo de 1576 otra visita, ahora del Licenciado Juan Pérez de Artieda ordena terminar la iglesia, esta vez sin fijar plazos sino “lo antes que se pudiere”. No será hasta finales de siglo cuando concluyan las obras con la ampliación del tramo de los pies. Estos datos nos permiten fijar la fecha del comienzo de las obras a mediados del siglo XVI, más concretamente a partir de 1544. Desde esta fecha hasta 1550 se habrían construido la cabecera y el primer tramo de la nave, concluyéndose el segundo hacia 1576, finalizando, como ya hemos dicho, en 1590 con el tramo de los pies y el coro alto.

2 3 4

La iglesia en una construcción enteramente de ladrillo con ábside poligonal de cinco lados en la cabecera dotado de contrafuertes y nave única asimismo con contrafuertes acusados en la separación de tramos. Al exterior presenta una gran unidad ya que se no ha sufrido desde su construcción reformas ni ampliaciones importantes apreciables a simple vista. Una ventaja añadida la constituye el hecho de levantarse completamente exenta en un lateral del pueblo, lo que permite contemplarla en su totalidad y admirar sus proporciones, equilibrio de formas y perfección compositiva.

5 6

La decoración en ladrillo resaltado es más bien pobre, quedando reducida en altura a una faja de rombos bajo la galería de arcos de medio punto sin doblar que remata todo el perímetro de la iglesia y que tiene la función de crear una cámara entre la armadura de madera del tejado y las bóvedas de la iglesia de tal forma que aquélla no cargue directamente sobre estas últimas, a la vez que la cámara que se crea entre ambas sirve para sanear y airear las mismas. Estéticamente esta galería contribuye a dar mayor esbeltez al conjunto y le proporciona un cierto aire civil y palaciego. A media altura una banda de esquinillas recorre los cinco paños del ábside.

7 8

El tramo de los pies que, como se ha dicho anteriormente, fue la última parte que se construyó de la iglesia muestra claras diferencias con los dos anteriores, producto de su tardía ejecución ya muy avanzado el siglo XVI. Aunque la fábrica continúa en ladrillo y se sigue con la galería superior de arquillos, éstos aparecen ya doblados y articulados mediante una sencilla importa a la altura del arranque de los arcos mientras que en el resto son sencillos, lo que demuestra un momento más evolutivo. Se completa esta fachada con una triple arcada debajo de dicha galería en el centro del muro que sirven de iluminación al coro alto.

9 10

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Daroca
 
Página de inicio