un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN JORGE (ALCALÁ DE GURREA)


Se sitúa Alcalá de Gurrea a 6 kilómetros al oeste de Almudévar y a 25 de Huesca, con su caserío extendido sobre un altozano desde donde se domina buena parte de los Llanos de la Violada. El conjunto urbano presenta un trazado irregular acomodándose a la topografía del terreno con una cierta forma de estrella cuyo eje principal se corresponde con la calle Mayor.

De origen claramente musulmán, su historia está ligada a la de la casa de Gurrea de donde toma el apelativo y a la cual perteneció durante al menos cinco siglos, desde el XIV cuando era su señor don Lope de Gurrea, hasta finales del XIX, que todavía figuraba en poder de la familia, y así lo hace constar el diccionario de Madoz, ya con los títulos nobiliarios de condes de Contamina y Parcent.

2 3

En el punto más elevado de la población se levanta el edificio de la iglesia parroquial de San Jorge. A la derecha de la torre se conserva el muro y la portada en arco de medio punto de acceso al antiguo cementerio, cuyo espacio contiguo a los pies del templo ha sido delimitado y acondicionado como recuerdo de los que allí fueron sepultados.

4 5

De la primitiva fábrica románica del templo apenas sí quedan pequeños vestigios, desconociéndose la fecha en que se construye la fábrica actual, aunque por sus características formales todo parece indicar que se trata de una obra de estilo gótico realizada entre los siglos XIV y XV. Sí que están documentadas las obras de ampliación realizadas en el siglo XVI consistentes en el recrecimiento de los muros con una galería de arquillos y en la construcción de la torre adosada al tramo de los pies de la fachada de la Epístola.

De planta cuadrada, utiliza la piedra sillar de los muros hasta la altura de las bóvedas para continuar en ladrillo a lo largo de sus tres cuerpos y el octogonal de remate, añadido más tarde.

6 7

Al interior se presenta hueca en toda su altura con los tramos de escalera adosados a los muros. Desde la torre se accede a la cámara de ventilación de las bóvedas, donde se aprecia claramente la función que tienen estos recrecimientos tan comunes en el siglo XVI, de saneamiento y descarga del peso de las cubiertas de las mismas. Como es habitual, cuando se añade el cuerpo octogonal el paso del cuadrado al octógono se resuelve al interior mediante trompas en los ángulos.

8 9

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Hoya de Huesca
 
Página de inicio