un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

ARTE MUDÉJAR EN HUESCA


Si las ciudades de Zaragoza y Teruel son sobradamente conocidas por las construcciones mudéjares que conservan, no ocurre lo mismo con la tercera capital aragonesa, Huesca, que sin embargo atesora algunos de los elementos más interesantes de este estilo. Los alfarjes del Salón del “Tanto Monta” anexo a la Catedral (actualmente en proceso de restauración), y el del Palacio de Villahermosa, considerado como uno de los más significativos de los conservados, solamente superado en su iconografía por la techumbre de la Catedral de Teruel, así como la techumbre que cubre la iglesia de San Miguel, popularmente conocida como "Las Miguelas", ya merecen por sí solos una visita a la ciudad oscense.

Además, en el Museo Diocesano se expone uno de los pocos púlpitos mudéjares que quedan en Aragón, el de la antigua Sala de las Limosnas. No podía faltar alguna manifestación del trabajo de yeserías con motivos de lazo de tradición mudéjar que tanto se prodigó durante la época barroca en la Comunidad, y que en Huesca dejó su impronta en la Catedral y en la Iglesia de San Pedro el Viejo. En definitiva, una de las visitas que todo amante del mudéjar debe de tener presente en su agenda.

(Pinchando con el ratón sobre los fotografías o nombres de los diferentes monumentos que aparecen en esta página, podrás acceder a su descripción detallada acompañada de su correspondiente reportaje fotográfico.)

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Hoya de Huesca
 
Página de inicio