un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

TORRE DE LA IGLESIA DE SAN MARTÍN OBISPO (NUENO)


Nueno se sitúa a 15 kilómetros de Huesca, entre las sierras del Gratal y del Águila y al pie del río Isuela. Su casco urbano se inicia junto a la carretera extendiéndose monte arriba.

Es en su parte alta donde se levanta la iglesia parroquial de San Martín Obispo de primitiva fábrica románica, de la que apenas quedan vestigios, correspondiendo su actual aspecto a la profunda reforma barroca realizada en el siglo XVIII.

1 2

La primitiva torre románica, que se levanta en el tramo de los pies, se recreció  en el siglo XVI en ladrillo y estilo mudéjar. A pesar de su sencillez, se trata de un interesante ejemplar de construcción mudéjar por su ubicación, ya que se trata de la torre de este estilo que se conserva situada más al norte del Ebro, ya en plena puerta de los Pirineos al pie del puerto del Monrepós.

3 4 5

El acceso al interior se efectúa por el exterior a través de escalera adosada al muro que lleva a una pequeña puerta que abre en la parte superior de la construcción románica.

6 7

La parte mudéjar de la torre se divide al exterior en dos cuerpos de planta cuadrada y un tercero octogonal. Siguiendo la tónica de las torres mudéjares del XVI, su decoración en ladrillo resaltado en muy simple, reduciéndose a esquinillas y paños de rombos. En la zona de transición entre piedra sillar y ladrillo se abren dos pequeños vanos en arco de medio punto en las últimas hiladas de sillares.

8 9

En el primer cuerpo se dispone una galería corrida de arcos doblados y cegados que cierran en arco de medio punto con una sencilla imposta en las pilastras en el arranque de los arcos. Encima una banda de esquinillas dispuestas al tresbolillo.

En el segundo cuerpo cuadrado abre un vano en arco de medio punto en cada lado con sendos paños de rombos dispuestos en vertical a los laterales.

10 11

En la parte inferior del corto cuerpo octogonal en que remata la torre y que lleva contrafuertes en las esquinas, hay tres curiosos arquillos ciegos rectangulares que cierran por aproximación de hiladas. Encima una línea de imposta en voladizo sustenta el alero del tejado.

El acceso al templo se realiza por el tramo de los pies, a través de una sencilla portada en arco de medio punto precedida de un atrio abierto al frente que se construyó en el lugar que ocupaba el ábside de la cabecera del templo románico. Su nave única a la que abren tres capillas de escasa profundidad en cada lado y sus bóvedas de lunetos corresponden  a la amplia reforma barroca del XVIII.

13 14

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Hoya de Huesca
 
Página de inicio