un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

ALFARJE DEL SALÓN DEL TANTO MONTA (HUESCA)


   

 


Después de largos años en los que se han sucedido varios intentos que por diversas causas no llegaron a cuajar, por fin se ha recuperado al completo el conocido como Salón del “Tanto Monta” del antiguo Palacio Episcopal de Huesca. En el año 2009 se procedió, en una primera fase, a consolidar la estructura de muros, cubierta y suelo. Una vez finalizada se cubrieron los muros con planchas metálicas y el suelo con grandes plafones, a la espera de la más costosa restauración de la techumbre que lo cubre. No será hasta enero de 2015 cuando, tras un estudio y diversas catas realizadas en el alfarje por un equipo multidisciplinar bajo la dirección de Ana Carrassón López de Letona, restauradora del Instituto del Patrimonio Cultural de España, se emprenda la restauración de la techumbre, que se prolongará hasta bien entrado el 2017. Aún tendrían que pasar varios meses hasta que, en noviembre del mismo año se entregase al Obispado, se inaugurase y quedase abierto al público dentro de la visita al Museo Diocesano, independientemente de su uso expositivo o cultural. (la fotografía nº 1 fue tomada en noviembre de 2017. La nº 2 en abril de 2013)

1 2

El Salón del “Tanto Monta” se ubica en la planta superior del antiguo Palacio Episcopal, anejo a la Catedral. Fue sala de audiencias de los Obispos oscenses, al menos desde el siglo XV hasta mediados del XX en que se abandonó y cerró, quedando integrado en el conjunto de edificios que se conocen como entorno de la Catedral y actualmente vinculado al Museo Diocesano. Los diversos avatares y reformas, que a lo largo de los siglos ha sufrido la estancia han repercutido sobre todo en su techumbre en forma de añadidos, repintes y modificaciones que la restauración ha eliminado en su mayor parte, respetando casi únicamente la leyenda del “Tanto Monta” que figura en los papos de las jácenas, ya que, según recoge Antonio Navas en el artículo que se acompaña para su descarga en pdf, no fue hasta 1918 cuando lo cita como tal Ricardo del Arco. (Las fotografías 3 y 4 son de abril de 2007. La nº 5 de 2013)

4 5

Para el desarrollo de su evolución histórica he consultado los siguientes artículos, a los que incluyo un enlace para su descarga en pdf, excepto en el libro de Antonio Naval que no está disponible en este formato, caso de querer profundizar más en el tema. En cuanto a la restauración, y hasta que no se publiquen nuevos datos, hay que basarse en el estudio realizado por Ana Carrassón en 2011.

-CARRASSÓN LÓPEZ DE LETONA, Ana. “El estudio del alfarje Tanto Monta en Huesca saca a la luz su azarosa existencia y posibilitará su recuperación”. 2011

-FONTANA CALVO, Mª Celia. “Nuevos datos sobre la reforma realizada a comienzos del siglo XVII en el palacio episcopal oscense” en pag. 171-186 de la revista “Argensola” nº 125 de 2015.

-NAVAS MÁS, Antonio. “Un salón del siglo XV: tanto monta, de Huesca” en pág. 5-10 de la revista Aragón Monumental nº 358 de 2005.

-NAVAL MÁS, Antonio: "Palacio Viejo de los Obispos de Huesca". Publicación del mismo autor. Huesca. 2018

6 7

En síntesis, su evolución histórica sería la siguiente:

1478: bajo el mandato del obispo Antonio de Espés (1466-1484) se construye la techumbre, es de suponer que a la par que el Salón, según recoge Francisco Diego de Aynsa en su extensa obra de cinco volúmenes sobre la ciudad de Huesca, publicada a principios del siglo XVII.

1608-1615: fechas del obispado de Fray Berenguer de Bardaxí, quien realiza importantes reformas en el palacio episcopal, entre ellas la reducción del Salón y cierre del testero sur, lo que supuso el desmontaje de las dos secciones más próximas al mismo. También se desmonta la antigua estructura de cerchas y se convierte en una techumbre plana tipo alfarje sobre el que se levanta un piso superior. Celia Fontana aporta datos sobre esta obra.

Según la documentación analizada, en agosto de 1610 ya habría concluido la adaptación de la techumbre a alfarje y sobre ella se habría levantado un nuevo piso para, casi con total certeza, una capilla en sustitución de la anterior, cuya ubicación no se ha localizado, pero que debería de encontrarse en la zona correspondiente a las dependencias privadas del Obispo. En el contrato en que se basa su artículo, se hace referencia expresa a la construcción de una escalera en el lado meridional del Salón que vendría a ocupar la zona correspondiente a los dos tramos que desde entonces faltaron en la techumbre, hasta su reciente restauración. En resumen, sería la construcción del piso superior y de la escalera y rellano, lo que conllevó el desmontaje de la antigua armadura de madera y su transformación en forjado horizontal de piso, excepto en la parte de la nueva escalera, donde no se volvió a reponer. En esta zona meridional irían colocadas las dos jácenas, que en distinto estado de conservación, se conservaban desmontadas hasta su reciente reposición.

(En las siguientes fotografías tomadas por Ricardo del Arco entre 1913 y 1924 y por Ricardo Compairé entre 1921-1923, extraídas de la fototeca de la Diputación Provincial de Huesca, se observa esta escalera y la portada de acceso al piso superior, así como su modificación en estos últimos años -las dos primeras corresponden al aspecto que tenía la levantada por el obispo Bardají y las dos siguientes corresponden a la reforma del obispo Mateo Colom).

8 9

10 11

Esta transformación de la techumbre del Salón no es compartida por Antonio Naval, quien defiende que aquélla fue siempre de tipo alfarje y que también desde la construcción del Salón había existido en la zona meridional que la techumbre no cubre, una capilla separada del primero con un muro, opinión que, con los argumentos que se pueden ver en su artículo, rebate Celia Fontana. (una recreación de como debió de ser el Salón según su hipótesis se puede ver en la primera página de su artículo). Es de esperar que en la Memoria de la restauración se pueda dilucidar esta contraversia. En mi opinión una estructura de tijera no parecería la más adecuada para cerrar una estancia de la importancia del Salón como Tinel Mayor, algo que si cumpliría un alfarje con la decoración pintada y tallada que ha recuperado la restauración.

12 13

1875-1886: siendo obispo Honorio María de Onaindía se construye la Parroquieta y en 1876 se consolida y acondiciona la techumbre con refuerzo en las vigas o jácenas, enmascaramiento de los canes y repintes.

1922-1933: por último, durante el episcopado del obispo Mateo Colom se pintan los paramentos de la Sala y se hace un comedor donde rehabilita la techumbre con el escudo de la familia Urriés, además de reformar la escalera y portada de la zona meridional de la estancia.

(Fotografías 15 y 16 corresponden a la jácena que cierra el muro de la cabecera tras su restauración. La nº 17 al can de la derecha antes de su restauración y colocación en su actual ubicación)

16 17

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Hoya de Huesca
 
Página de inicio