un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA MARÍA LA MAYOR (LA FRESNEDA)


La conservación de su arquitectura y urbanismo medieval conllevaron la declaración ya en 1983 de Conjunto histórico-artístico de la villa de La Fresneda, a la que se unió no hace muchos años la de “uno de los pueblos más bonitos de España”. Un callejear sosegado por sus estrechas y cuestudas calles nos permitieran contemplar, entre otros, el edificio gótico-renacentista de su Ayuntamiento, los palacios de la Encomienda y del Marqués de Tosos y el armonioso conjunto de la Plaza Mayor.

1 2

El lugar fue conquistado a los almorávides en 1169 por Alfonso II con ayuda de los Caballeros de la Orden de Calatrava a quienes les concedería la villa, al igual que otras de la Comarca, en reconocimiento por su colaboración en la empresa. En 1124 se le concede la carta de población y en 1224 Pedro III le otorga el título de Villa quedando como Encomienda menor hasta el siglo XVI.

En la parte más alta de la población, junto a los restos del castillo calatravo, se levanta la iglesia parroquial de Santa María la Mayor. De piedra sillar y grandes proporciones el acceso se realiza por el muro meridional donde abren dos portadas gemelas en arco de medio punto enmarcado por pilastras acanaladas que sostienen un entablamento y hornacina con frontón recto partido . A los pies se ubica la torre de planta poligonal.

4 5

El interior es producto de la amplia reforma que en el siglo XVII sustituyó a la anterior fábrica gótica de la que únicamente resta una capilla del lado norte, reforma que también incluyó el cambio de orientación litúrgica.

6 7

Consta de tres naves de cuatro tramos, cabecera recta, crucero, capillas laterales y coro bajo a los pies. Se cubren los tramos de la nave central con bóvedas de lunetos, los de las laterales con bóvedas de arista y el crucero con cúpula sobre pechinas decorada con esgrafiados.

8 9

Las obras barrocas incluyeron la decoración de yeserías con motivos de tradición mudéjar del intradós de todos los arcos. Pese al importante número de éstos, únicamente desarrollan tres variantes, una común a los arcos de separación entre naves y a los de la nave central, y los otros dos alternando entre los tramos de las laterales.

El primero es un motivo de lazo de ocho que genera estrellas de ocho puntas que alternan las caras rectas con las curvas entre las que se intercalan huecos circulares.

11 12

El segundo motivo es el más común dentro de este tipo de decoración. Parte de un lazo de cuatro octogonal que da lugar a una malla de estrechas de ocho puntas y cruces apuntadas de brazos iguales.

13 14

El último es un motivo a base de cadenas de hexágonos con los laterales de las horizontales mucho más cortos que los verticales, con huecos en forma de estrellas de ocho puntas en su unión junto con pequeños espacios triangulares y romboidales.

15 16

Los muros de dos de las capillas del lado norte se cubren con arrimaderos de cerámica que alterna la de cartabón en colores blanco y verde, propia del siglo XVI, con otra más moderna donde predominan los tonos azules y amarillos.

17 18

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Matarraña
 
Página de inicio