un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

Ermita del Pilar (ALUSTANTE)


Alustante es uno de las escasas localidades que en la Comarca molinesa superan actualmente los cien habitantes que lo habitan de continuo, lo que nos da una idea del nivel de despoblación que afecta a las tierras del antiguo Señorío. El casco urbano se estructura en dos barrios, el Viejo donde se ubican la iglesia y la casa del lugar, y el Nuevo; quedan separados ambos por la carretera de Molina a Albarracín. Como la mayoría de pueblos de la zona, sus primeras noticias documentales corresponden al testamento de Doña Blanca, quinta y última señora independiente de Molina, dado en 1293, y a la relación de aldeas de 1353.

1 2

En su casco urbano se conservan interesantes muestras de arquitectura popular, sobre todo en lo concerniente a labores de rejería de forja. En la arquitectura religiosa, su iglesia de la Asunción de Nuestra Señora es un interesante edificio que conjuga varias etapas constructivas que van desde principios del siglo XVI a finales del XVIII; particularmente interesante resulta su torre-campanario con su curiosa escalera de caracol interior sin espigón central. Además se levantan en su término las ermitas de Santa María de Cirujeda, San Sebastián, San Roque, La Soledad y Nuestra Señora del Pilar.

Aquí nos interesa particularmente esta última, que se ubica dentro del casco urbano, a la izquierda de la carretera que cruza el pueblo en dirección a Orihuela del Tremedal, una vez sobrepasada la Plaza Mayor. Siguiendo la tipología de gran parte de las ermitas molinesas tiene planta cuadrada, volumen cúbico, se cubre con tejado a cuatro vertientes, y está edificada a base de sillarejo y piedra sillar de talla muy tosca, excepto los sillares que forman la portada de acceso al interior

En la clave del arco hay tallado en relieve un pilar, símbolo de la advocación de la ermita. Encima de la clave una inscripción del XVIII: “A DEVOCION DE PEDRO / DE LA HOZ Y MALO Y DE SU MANO / AÑO 1718”

4 5

Obra de hacia finales del siglo XVI o del XVII, se cubre al interior con una techumbre en forma de artesa y vigas cuadrales sobre ménsulas con sencilla decoración de rollos. El otro motivo ornamental corresponde a las piezas que separan las tablas de los faldones, que se perfilan en forma de arco conopial, motivo que se da en la mayor parte de las techumbres de la zona.

Una pequeña campana apoya en dos ménsulas de madera a la derecha de la puerta de entrada.

 

 
Página principal de las techumbres de la Comarca de Molina de Aragón
 
Página de inicio