un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora (CUEVAS LABRADAS)


El pequeño núcleo de Cuevas Labradas se ubica en lo alto de una elevación, próxima al río Tajo, al que se llega por una serpenteante carretera que partiendo del barranco de la Hoz, dirección a Torete, termina en la misma población. El porqué se levanta el pueblo en alto, cuando lo normal es que lo hiciese al lado del río, dada su proximidad, es una incógnita; pudo ser por motivos defensivos, o para evitar inundaciones, o por alguna razón que no llegamos a descubrir.

1 2

Su fundación debió de ser bastante temprana, o incluso es posible que ya hubiese en el lugar un pequeño núcleo de población musulmán, puesto que Cuevas Labradas aparece citado en la revisión de las mojonerías de la heredad de Arandilla que el abad Martín de Huerta y el conde Pedro realizan en 1169. En el siglo XIV su Concejo poseía una dehesa que aparece documentada en el “Libro de la Montería de Alfonso XI” de la que se dice: “que es buen monte de osso en yuierno et a las veces ay puerco en verano”. Los cronistas locales Francisco Núñez y Gregorio López de la Torre y Malo hablan en sus obras de la excelencia de la miel que se produce en Cuevas Labradas y en Lebrancón.

En su pequeño casco urbano, formado por unas cuarenta casas, destacan la torre del reloj, construida en el punto más alto dominando todo el conjunto urbano, y la iglesia parroquial bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, que se levanta bajo la advocación de la Asunción de Nuestra Señora. Obra del siglo XVI, está construida a base de mampostería y piedra sillar en vanos y refuerzo de esquinas

4 5

Delante de la fachada principal, hay un amplio espacio cerrado al que se accede a través de una portada en arco de medio punto con escalera frontal que salva el desnivel entre la calle y el suelo de la iglesia.

La portada de entrada al templo abre en arco de medio punto con un alfiz que apea en dos sencillas ménsulas a la altura de las impostas que sustentan el arco, decorada su parte inferior con una serie de pequeños arquillos.

Al interior consta de nave única con presbiterio al que se accede a través de arco triunfal en medio punto, y coro alto de madera a los pies. El voladizo del coro apea en pequeñas ménsulas con una tosca talla en forma aquillada.

7 8

El presbiterio cubre con techumbre de madera en forma de artesa con estructura de par y nudillo con limas mohamades y vigas cuadrales en las esquinas sobre ménsulas de rollo para contrarrestar los empujes.

9 10

La nave lo hace también con armadura de madera de tipo par y nudillo con tres tirantes sobre ménsulas del mismo tipo que las anteriores.

La única decoración de las techumbres, aparte de en las ménsulas, la encontramos en la separación entre tabicas o plafones que cierran los faldones y almizates, en forma de pequeñas estrellas de seis puntas entre dos piezas talladas en forma de arco conopial, motivo muy frecuente en las techumbres de la zona.

Al igual que la pequeña iglesia de Escalera, esta de Cuevas Labradas se conserva prácticamente sin adulteraciones, lo que nos permite conocer cómo serían muchas iglesias del Señorío molinés en los siglos XV y XVI, con una más que posible intervención de mano de obra mudéjar, sobre todo en sus cubiertas.

 

 
Página principal de las techumbres de la Comarca de Molina de Aragón
 
Página de inicio