un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

Ermita de la Soledad (PRADOS REDONDOS)


La más importante localidad de su entorno, y actualmente casi despoblada, Prados Redondos se asienta sobre un altozano dominando el valle del río Gallo que discurre próximo al pueblo. Su casco urbano se estructura en torno a la carretera que lo bordea y a un entramado de calles paralelas y transversales. Como suele ser habitual, en torno a la Plaza que se ubica en la parte alta del pueblo se levantan los edificios más importantes del lugar: el Ayuntamiento, la Iglesia y la Torreta desde donde se exhibe la reliquia de la Santa Espina que aquí se venera.

1 2

Callejeando por su entramado urbano podremos contemplar interesantes ejemplos de casas grandes, como las de los Cortés, los Garcés o los Sendín, a la par que elementos sueltos de la arquitectura popular de la zona.

Históricamente, sus primeras reseñas documentales las encontramos en el testamento de Doña Blanca de 1293 y en la relación de parroquias de 1353. Según los cronistas molineses, en su término se ubicaba la ermita de San Bartolomé, donde en época medieval estuvo un Monasterio o convento de canónigos regulares llamado Santa María de Gudes.

4 5

Además de su iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, interesante edificio del XVI con importantes reformas barrocas en el XVIII, se levantan en las proximidades del pueblo, dos ermitas: la de San José en lo alto del cerro del Mirón, justo detrás de la iglesia, y la de la Soledad, adosada al cementerio, a la izquierda de la carretera que va a Anquela del Pedregal, y que es la nos interesa.

6 7

De planta rectangular, con cubierta de tejado a cuatro aguas, está construida a base de mampostería unida con argamasa, excepto la fachada oeste que es de piedra sillar, donde abre la entrada al interior en forma de portada geminada de dos arcos de medio punto con un pilar monolítico como parteluz.

Al interior se cubre con armadura de madera ochavada con limas mohamades, que quizás sea la más interesante de las 17 que en estas páginas presento.

11 12

El almizate presenta un complicado motivo a base de estrellas de ocho puntas y cruces de brazos apuntados que se prolongan en hexágonos de alargados lados hasta converger en el centro generando un hueco octogonal en el que se dispone un pinjante escalonado.

13 14

Los plafones de la tablazón están pintados en vivos colores que alternan el rojo y el amarillo, mientras que el alicer lleva una guirnalda sobre fondo crema. Todas las piezas que forman la techumbre llevan un fino estriado de dos grupos de tres.

 

 
Página principal de las techumbres de la Comarca de Molina de Aragón
 
Página de inicio