un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (VILLEL DE MESA)


Capital de la zona castellana del Valle del Mesa, su nombre tiene procedencia árabe y significa "casa de sombra"; se supone que le fue dado por las grandes alamedas que poblaban el valle. Al igual que sus vecinos de valle, Algar y Mochales, perteneció desde la reconquista al territorio del Señorío de Molina, con la salvedad de que en lo eclesiástico dependía del arciprestazgo de Medinaceli, situación que se prolongó durante siglos hasta su pase definitivo al de Molina.

Es a partir del siglo XIII, concretamente desde 1202, cuando los Señores de Molina pasan a serlo también de Mesa. Entre finales del siglo XIII y principios del XIV (en las crónicas figura la fecha de 1299) aparece como señor de Villel Roy Gonçalez de Funes, vasallo del rey aragonés Jaime II, bajo cuya dependencia se encontraba en aquellos tiempos el valle del Mesa. Aprovechando la contienda que enfrentaba a Castilla y Aragón intentó anexionarse los lugares de Milmarcos, Labros y Algar.

En 1304, el rey castellano Fernando IV reclamaba la devolución de estos bienes a su homónimo aragonés, Jaime II, en nombre de su madre María de Molina. Durante esta época Villel deja de pertenecer política y jurídicamente al Señorío molinés, ya que su situación era continuamente cambiante al depender ora de Aragón, ora de Castilla. Durante su dependencia del reino aragonés sus vecinos huirán a Calatayud junto con los de Mochales, Anento, Monterde y Sisamón tras los ataques de Pedro I desde Fuentelsaz. Finalmente, durante la guerra de los dos Pedros se reincorporó definitivamente a Castilla.

En el transcurso de todas estas vicisitudes los Funes siguieron siendo los señores de Villel hasta el siglo XVI en que, según unas opiniones por unión de ambas familias y según otras por venta de la primera a la segunda, pasa a ser patrimonio de los Gil de Andrade, que reciben en 1680 el título de marqueses de Villel. En el siglo XIX el marquesado de Villel pertenecía a los marqueses de Almenara.

1 2

La Iglesia parroquial de Villel se levanta bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción. Su potente fábrica de sillarejo y piedra sillar es obra del siglo XVI en la que se conjugan los estilos gótico y renacentista. Presenta cabecera poligonal con contrafuertes, que también se levantan en las fachadas laterales. A los pies se levanta la torre-espadaña.

De todo el conjunto nos interesa particularmente el tejaroz de madera que protege la portada de acceso al interior que abre en la fachada meridional. De tipología mudéjar, conjuga elementos de este estilo con otros ya propiamente renacentistas.

3 4

Con estructura de limas moamares, el voladizo frontal se decora con dos líneas de ménsulas con decoración de volutas y rollos, que apean sobre una viga con motivos de ovas y escamas tallados.

El tejaroz consta de tres paños unidos por limas moamares. cada uno de los paños queda dividido en calles por estrechas vigas, a modo de jaldetas, que en el papo llevan talladas escamas y ovas.

Cada una de las calles se divide, a su vez, con pequeños listones o cintas en espacios alternos rectangulares y cuadrados.

8 9

Estos huecos se cubren con plafones o tabicas que llevan decoración tallada en forma de rectángulos lobulados (algunos con hexapétalas inscritas en octógonos en su centro) y estrellas de ocho puntas.

Su particularidad radica en ser el único elemento de este tipo que hay en la comarca de Molina de Aragón. Su construcción se puede situar en la primera mitad del siglo XVI, a la par que la iglesia.

 

 
Página principal de las techumbres de la Comarca de Molina de Aragón
 
Página de inicio