un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN MARTÍN (AGUINALIU)


No muy lejos de Graus, a cuyo municipio pertenece actualmente, se encuentra la localidad de Aguinaliu, cuyo topónimo, que viene a significar “nido de águilas”, ya nos da una idea de su situación. El caserío se extiende por la escarpada ladera de un cerro entre un laberíntico entramado de estrechas y empinadas calles, a veces sendas. Sus casas, adaptadas a la orografía del terreno, dan la impresión en algunos casos de estar casi colgadas. Desde no hace muchos años, la llegada de nuevos vecinos, extranjeros en su mayoría, ha revitalizado la vida del lugar, restaurándose buena parte de sus viviendas que se encontraban en un preocupante estado de abandono y ruina.

El interés del lugar viene dado por las yeserías barroco-mudéjares que decoran la pequeña capilla del Santo Cristo en la parte baja del pueblo y una capilla de la iglesia de San Martín que corona el cerro en el que se asienta el caserío.

1 2

Tanto la iglesia como la escalinata que lleva hasta ella han sido recientemente restauradas. Su aspecto actual responde a una profunda alteración del primitivo templo románico del que se todavía son visibles algunos vestigios.

En origen debió de ser un pequeño templo románico de nave única y cabecera semicircular canónicamente orientada hacia el este con acceso por el muro meridional. En un momento indeterminado, posiblemente a principios del siglo XVII, se altero totalmente esta disposición cambiando la orientación litúrgica y añadiendo dos cuerpos laterales con capillas.

El acceso al interior se efectúa por la fachada este a través de puerta adintelada sobre la que abre un óculo. En la parte alta de la fachada se sitúa la espadaña con tres vanos para alojo de las campanas.

3 4

Ya en el interior, todavía se aprecia en la actual zona de los pies, debajo del coro, los muros curvos del antiguo ábside. También al exterior del muro de la actual cabecera queda el aparejo original de sillarejo regular en contraste con la mampostería de la ampliación correspondiente al lado meridional.

La iglesia tiene planta de nave única dividida en dos tramos por un arco fajón plano; en cada lado de la nave abren dos capillas comunicadas entre sí, lo que da impresión visual de naves laterales.

5 6

Presbiterio y tramos de la nave se cubren con bóveda de cañón, de menor altura en el primero y en el tramo de los pies sobre el coro. Las capillas del lado norte cubren con bóvedas de crucería simple, mientras que las del sur lo hacen con bóvedas de cañón; las cuatro abren a la nave a través de arcos de medio punto sobre jambas achaflanadas.

7 8

El interés de esta iglesia se encuentra en la capilla más próxima a los pies del lado meridional que cubre el arco de entrada y la bóveda con yeserías barroco-mudéjares que se pueden relacionar por uno de sus motivos con las de la Iglesia de la Asunción de Torres del Obispo. Menos interesantes que las de la capilla del Santo Cristo que se levanta en la parte baja del pueblo, sus motivos han perdido buena parte de la estética de lazo mudéjar que caracteriza a este tipo de decoración.

9 10

El motivo que cubre el intradós del arco de entrada lo podemos ver también en el mismo lugar de un arco de la iglesia de Torres del Obispo. De trazo muy sencillo, consta de una serie de grandes aspas formadas por mandorlas entrelazadas que crean un rombo en el centro de cada una.

El tema del coro viene a ser un motivo de lazo de ocho muy desvirtuado, ya que los espacios octogonales alternan formas semicirculares con otras rectas con una cierta apariencia de mixtilíneos. El centro de cada octógono lo ocupa una flor abierta de cuatro estilizados pétalos.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Ribagorza
 
Página de inicio