un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

CAPILLA DEL SANTO CRISTO (AGUINALIU)


En la parte baja del casco urbano de Aguinaliu, prácticamente a la entrada del pueblo, se levanta una pequeña capilla o ermita, anodina en su exterior pero que guarda en el interior unas muy interesantes yeserías barroco-mudéjares íntimamente relacionadas con las cercanas de Juseu, Aler y Torres del Obispo, lo que las sitúa en la segunda mitad del XVII, probablemente obra, sino del propio Juan de Marca, cuya presencia está documentada en Juseu en los trabajos de su iglesia entre diciembre de 1661 y noviembre de 1662, si de alguno de sus discípulos.

Bajo la advocación del Santo Cristo fue edificada como capilla privada de la cercana Casa Huguet que todavía conserva la propiedad. Actualmente se utiliza como lugar de culto del lugar por su ubicación más cómoda de acceso para sus habitantes que la iglesia de San Martín en lo alto del caserío, que también guarda en una de sus capillas una interesante muestra de yeserías del mismo tipo. De planta rectangular, nave única y cabecera plana, al exterior no presenta nada destacable.

Construida en mampostería irregular con sillares de refuerzo en las esquinas, se accede al interior a través de sencilla portada en arco de medio punto. Nave y presbiterio cubren con bóveda de cañón, ligeramente más baja la última. Separan ambos espacios un arco presbiterial que apea sobre ménsulas molduradas y voladas a la misma altura que una sencilla cornisa que corre por los muros a la altura del arranque de las bóvedas.

1 2

Tanto el intradós del arco presbiterial como la bóveda de la cabecera se cubren con yeserías que desarrollan motivos de tradición mudéjar. El centro del testero lo ocupa una talla moderna del Santo Cristo en el interior de un vano ciego, enmarcado por dos grandes puntas de diamante. La imagen original del Cristo desapareció durante la Guerra Civil de 1936.

El motivo que decora el intradós del arco es idéntico al que cubre la embocadura de la Capilla del Santo Cristo de Aler y de uno de los arcos de separación entre tramos en la Iglesia de la Asunción de Torres del Obispo.

Se trata de un lazo de cuatro octogonal con la variante de que en lugar de ser una cinta la que forma el entrelazo, son dos que discurren paralelas separadas por un amplio espacio, de tal manera que sus ángulos salientes entretejidos con otros perpendiculares generan alternativamente espacios en forma de estrellas de ocho puntas y cruces aspadas.

El motivo que cubre la bóveda del presbiterio también es uno de los más utilizados en este tipo de decoración, y lo podemos ver en el intradós del arco de entrada a las capillas más cercanas al presbiterio en la iglesia de San Julián Obispo de Juseu.

Parte de un entrelazo de cadenas de hexágonos con sus dos lados centrales muy alargados, lo que crea espacios en forma de estrellas de ocho puntas en los puntos de unión de los eslabones y en el espacio central que se genera entre cada cuatro grupos. Los espacios estrellados se rellenan con abultadas puntas de diamante que alternan una policromía moderna azul y marrón que también se extiende a las cintas.

6 7

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Ribagorza
 
Página de inicio