un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA (TORRES DEL OBISPO)


Torres del Obispo se sitúa a mitad de camino entre Graus y Benabarre, con su estructura urbana ordenada en torno a dos plazas que conservan soportales y edificios de notable interés. Perteneció a la Abadía de San Victorián hasta 1573 en que pasa a depender del Obispado de Barbastro de reciente creación, cambiando su nombre de “Torres de San Victorián” por el de Torres del Obispo.

Junto a una de estas plazas, prácticamente oculta entre edificaciones anexas, se localiza su iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora del que solamente son visibles el primitivo ábside románico, sobre el que se levantó la torre-campanario, y la fachada sur en la que se abre la portada de entrada en estilo plateresco.

1 2

En el siglo XVI se construye, sobre la primitiva románica la nueva iglesia de nave única formada por tres tramos cubiertos con bóveda de crucería estrellada, conservando el ábside románico como presbiterio. En el XVII se amplia el templo sustituyendo las capillas laterales por sendas naves, igualmente de tres tramos cubiertos por bóvedas vaídas sobre pechinas, comunicadas entre sí a través de grandes vanos que cierran en arco de medio punto, al igual que los que abren a la nave central. Las cúpulas están realizadas en ladrillo y enlucidas. El coro bajo de los pies es añadido de finales del siglo XIX.

3 4

Es en esta ampliación barroca cuando se lleva a cabo la decoración con yeserías a base de motivos mudéjares que afecta a las bóvedas, arcos de acceso y de separación entre capillas de la nave del Evangelio y al arco de entrada al primer tramo del lado de la Epístola, quedando cúpulas y resto de arcos sin ornamentación, lo que indica una interrupción de las obras debido probablemente a motivos económicos.

5 6

El arco del presbiterio se decora con un motivo a base de franjas que se van quebrando para formar ángulos alternativos hacia uno y otro lado que entrelazan con otras perpendiculares, generando lazos de cuatro, estrellas de ocho puntas y pequeños rombos. En su parte central superior un querubín está rodeado de motivos en forma de roleos.

7 8

El único motivo decorativo de la nave de la Epístola se desarrolla en el intradós del arco de acceso al primer tramo. Dos franjas laterales contienen otras cuatro en forma de línea quebrada que crean ángulos alternativamente hacia uno y otro lado entrelazadas con otras similares perpendiculares. Con ello se forman grandes lazos de ocho en la banda central con abultadas estrellas de ocho lados en su interior y cruces en las bandas laterales.

10 11

Ya en la nave del Evangelio, el intradós del arco de acceso al primer tramo se decora con temas barrocos a base de elementos geométricos. La ornamentación está formada por tres franjas que incluyen cuadrados y círculos tangentes, alternando en horizontal dos series compuestas por cuadrado-círculo-cuadrado y por círculo-cuadrado-círculo.

12 13

La bóveda que cubre este primer tramo se estructura sobre tres diámetros con una estrella de seis puntos en su centro en torno a la cual se conforma el resto de la decoración. Casi hacia el exterior se ven seis semicircunferencias tangentes entre sí, y bordeando la cúpula una circunferencia interrumpida en los puntos de coincidencia con los diámetros por otras semicircunferencias curvadas hacia el centro, enlazando con el festón interior por medio de círculos tangentes a ambos elementos. De cada una de esas semicircunferencias parten diagonales en forma de línea mixta que tejen una red en torno a la estrella central. Al entrelazarse las molduras crean una sucesión de extrañas figuras curvilíneas.

14 15

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Ribagorza
 
Página de inicio