un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

PALACIO EPISCOPAL (TARAZONA)

ARTE MUDÉJAR EN LA CIUDAD DE TARAZONA (ver catálogo)


Junto a la torre de la Magdalena, el Palacio Episcopal constituye el conjunto arquitectónico más emblemático de Tarazona, no solo por su situación dominando el casco urbano de la Ciudad y todo el valle, sino por el protagonismo que ambos edificios han tenido en su historia local y diocesana.

2 3

Está emplazado sobre la antigua Zuda musulmana que tras la reconquista de Tarazona por Alfonso I en 1119 pasó a ser propiedad de la Corona hasta el siglo XIV, concretamente hasta 1312 cuando es cedido a Esteban de Rodona, vecino de Tauste para pasar en 1386 a ser propiedad del obispado cuando el obispo Pedro Pérez Calvillo (1354-1391) compra el inmueble para nueva sede episcopal, ya que como consecuencia de la Guerra de los Dos Pedros las casas episcopales de El Pueyo ubicadas en el barrio de la Almehora habían sido arrasadas.

A partir de ese momento el obispo comienza un ambicioso proceso constructivo que no finalizará hasta mediado el siglo XVI, durante el episcopado de Juan González de Munébrega (1547-1567). Al período entre 1386 y 1442 correspondería un primer conjunto gótico con poderosos muros y taludes de sillería que constaba al menos de un torreón de tres alturas (las dos inferiores fueron unidas en 1985 cuando se rehabilitaron como sala de exposiciones de los bajos de Palacio). Este cuerpo sería recrecido en ladrillo entre 1433 y 1443, bajo el mandato del obispo Martín Cerdán, para alojar una entreplanta y una gran sala de recepciones cubierta por una espléndida techumbre, que mas tarde sería conocida como Salón de los Obispos, y que veremos con detalle en las páginas siguientes. En el siglo XVI, probablemente bajo el mandato del obispo Gabriel de Ortí (1522-1535), se ordenaría la gran fachada meridional que mira al río, con lo que el edificio abandonó completamente su aspecto militar para convertirse en un palacio renacentista.

4 5

Esta fachada sur se sustenta sobre seis grandes arcos de medio punto realizados en ladrillo sobre los que vuelan las galerías superiores. Se levantaron en el siglo XVI durante el episcopado del Obispo González de Munébrega, cuyo escudo figura en el estribo de cada uno de los arcos.

6 7

La fachada oeste que mira hacia la iglesia de la Magdalena es la principal donde se sitúa el acceso al Palacio. Es obra del siglo XVI realizada en ladrillo con la portada arquitravada situada en el lado izquierdo y diversos vanos con balcones y rejas algunos de ellos que abren a diferentes alturas. La actual portada principal es obra de una modificación de mediados del siglo XX.

A la derecha, la fachada se estructura en forma de retablo con banco, dos cuerpos de tres calles y ático. Aunque no se tienen noticias sobre su promotor, es posible que fuera una iniciativa del obispo Pedro de Luna (1572-1575). Todas las calles tienen hornacinas aveneradas con altorrelieves.

8 9

En la hornacina central del primer cuerpo se representa a San Pedro en cátedra con los atributos papales, aunque también hay quien opina que se trata del Papa Benedicto XIII; los laterales los ocupan sendas imágenes de santos obispos, que podrían ser San Gaudioso y San Prudencio.

10 11

Las tres hornacinas del cuerpo superior las ocupan representaciones alegóricas de las virtudes teologales de la Templaza en la izquierda, la Justicia en el centro y la Prudencia en la derecha. Se completa el conjunto con cuatro medallones sobre los nichos de las calles laterales, con representaciones de bustos masculinos barbados y tocados con el capelo cardenalicio en el primer cuerpo, y femeninos en el segundo.

12 13

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de Tarazona-El Moncayo
 
Página de inicio