<Mezquita de Tórtoles
un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

MEZQUITA (TÓRTOLES)


En la localidad de Tórtoles, actualmente barrio de Tarazona, se localiza una de las dos mezquitas construidas en Aragón bajo dominio cristiano que aún se conservan (La otra se encuentra en la localidad de Calatorao). Construida en el siglo XV, para el culto de la población del lugar, que en aquel entonces era exclusivamente musulmana, en 1526, tras la conversión forzosa de los mudéjares, se transforma en iglesia bajo la advocación de la Anunciación de la Virgen. En los primeros años del siglo XVII, al no poder acoger a todos los fieles, se plantea la necesidad de construir una nueva iglesia, y algo no habitual, en lugar de derruir la vieja para levantar en su solar la nueva, se elige otro emplazamiento.  A partir de ese momento, el edificio se destina a usos agrícolas, entre ellos como pajar.

Tras diversos avatares pasó a ser gestionado por el Centro Recreativo Cultural Nuestra Señora de la Huerta de Tórtoles, que a finales de los años 80 del siglo pasado lo cedió a la Asociación de Vecinos Aveto, que acometió algunas obras de restauración, desmontándose la techumbre en la década siguiente. A partir de 1999 es propiedad del Ayuntamiento de Tarazona por donación de la Asociación. Después de varios proyectos fallidos de restauración del edificio y su techumbre, es finalmente en 2016 cuando se acomete la misma dirigida por el arquitecto Javier Ibargüen, con financiación del Ayuntamiento y de la Comarca de Tarazona y el Moncayo, recuperando buena parte de sus elementos y, sobre todo, la techumbre con buena parte de su decoración policromada.

2 3

Si al interior nos sorprende la magnífica decoración de su techumbre, el exterior resulta totalmente anodino. La fábrica de ladrillo se levantó adosada a un antiguo torreón fortificado. Una línea de ménsulas en forma de pirámide invertida que sustenta el alero del tejado, es el único elemento decorativo del exterior.

Una portada en arco de medio punto abierta en el muro norte da paso al interior. Parece ser que la entrada original abría en el muro occidental. Su nave única, de planta trapezoidal irregular, consta de tres tramos separados por sendos arcos diafragma apuntados sobre los que apea la techumbre que la cubre, y que se corresponde con la sala de oración de la mezquita, o “haram”. Nada resta del resto de elementos que, es de suponer, conformarían el conjunto: el alminar, el patio exterior “sahn” con la fuente para las abluciones y el recinto interior para las mujeres.

4 5

En el muro meridional, que se corresponde con el de la quibra, se han dejado visibles los sillares almohadillados de la antigua torre a la que se adosó la mezquita. A su lado se encuentran el mihrab y el hueco donde se colocaría el mueble del mimbar.

6 7

El mihrab de esta mezquita de Tórtoles tiene la peculiaridad, junto al de la de Calatorao, también construida en el siglo XV, de tener forma de arco de herradura enjarjado, que no se repite en el resto del edificio, ya que las puertas de entrada a la sala de oración son en medio punto. Además, esto sí que es único, en el muro oriental del interior, junto a la jamba, hay un pequeño hueco de 55 cm de longitud por 50 cm de altura y 30 cm de profundidad, que para Bernabé Caballero, tenía como función “albergar un Corán manuscrito, ya que las medidas coinciden con los ejemplares aragoneses del Corán que se conservan de finales del siglo XV. Dicho Corán debía exponerse abierto sobre un atril, “kursi”, en la plegaría de los viernes a mediodía para, tras el final de la oración, volver a ser guardado en esta hornacina”. A la derecha del mihrab abre el hueco donde se colocaría el mueble del mimbar, el púlpito elevado con escaleras desde donde el imán daba sus sermones desde las escaleras de acceso, ya que la zona superior solamente podía ser ocupada por el profeta Mahoma.

8 9

Del uso de iglesia cristiana del edificio queda el retablo pintado en el muro oriental, en el que aún se aprecia parte de su iconografía. En el centro se puede ver un fragmento de la escena central que representa la Anunciación de la Virgen, bajo cuya advocación se consagró al culto cristiano. De las figuras del banco, únicamente queda parte de las dos del lado izquierdo de difícil identificación.

Resulta significativo que, dado que, en el momento de la conversión forzosa, toda la población era mudéjar, se optase por esta advocación, en la que toma especial relevancia el arcángel San Gabriel, que también es reconocido por el Islam como portador de la revelación divina al profeta Mahoma.

Además de pintar el retablo en la cabecera, se talló el contrafuerte interior del arco diafragma más próximo a ella en forma de semicolumna y, seguramente, se tapiarían los huecos del mihrab y mimbar. Aparte de esto, el estado en el que la mezquita ha llegado a nuestros días, hace suponer que no se produjeron más transformaciones relevantes.

11 12

Los tres tramos de la mezquita se cubren con techumbre de madera a dos aguas, la más común en Aragón en las fechas en que se construye, que apean en los arcos diafragma que separan los tramos y en los muros cortos de la nave.

Esta techumbre de Tórtoles tiene una especial relevancia por la decoración pintada que la cubre, y que constituye uno de los conjuntos iconográficos, y sobre todo epigráficos, más interesantes de la comunidad aragonesa. A partir de la página siguiente, y después de unos apuntes sobre su estructura, se detallan tramo a tramo, y jácena a jácena, todos estos elementos, para finalizar con un amplio reportaje de las tabicas.

13 14

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de Tarazona-El Moncayo
 
Página de inicio