un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

TORRE DE LA IGLESIA DE SAN MARTÍN (TERUEL)


En la parte superior de este primer cuerpo de la torre de San Martín abren dos ventanas en cada lado con decoración en laterales y centro a base de esquinillas, fustes de cerámica y motivos en zig-zag. La clásica cenefa en punta de fecha o espiga tiene aquí una curiosa disposición, ya que recorre el exterior de los vanos prolongándose alrededor de los tres rehundidos que en laterales y centro albergan fustes cerámicos.

Las ventanas abren en arco de medio punto con tres arquivoltas. Al exterior están bordeadas por una sucesión de pequeños platos cerámicos y la citada cenefa en espiga.

2 3

Los espacios laterales y central llevan la siguiente composición: en la parte baja una pequeña banda de esquinillas; a continuación un rehundido rectangular en el que se alojan cuatro pequeños fustes verdes en los que se intercalan tres motivos circulares blancos; una nueva faja de esquinillas deja paso a un segundo rehundido que se rellena con un motivo en zig-zag a base de dos hiladas de ladrillos a sardinel.

4 5

Encima de las ventanas, un estrecho paño en cuyo interior se desarrolla un motivo en ladrillo resaltado formando tres lazos circulares, enmarcados por una orla de azulejos blancos dispuestos a cartabón, con los espacios exteriores cubiertos por otros de color verde. Los espacios rectangulares se rellenan con un motivo de lazo de cuatro octogonal a base de azulejos mientras que los nudos lo hacen con un disco o plato cerámico verde.

A continuación, una ventanilla central que cierra por aproximación de hiladas está flanqueada por dos frisos de esquinillas rodeados por la ya tan vista cenefa. Los nueve rehundidos que se forman en cada uno de ellos se cubren con fustes vidriados como los descritos anteriormente.

El último motivo decorativo de este primer cuerpo es un paño formado por nueve arquillos mixtilíneos bordeado por la cenefa en espiga. Apean los arquillos en fustes cerámicos verdes y blancos como los ya vistos.

El interior de cada uno de los arcos se rellena con un motivo en damero octogonal en la parte baja, una estrella blanca de ocho puntas orlada de verde y un nuevo damero octogonal ocupando la parte central del arco, con un pequeño disco cerámico verde en cada lateral y otros dos cubriendo el espacio superior del arco. Los espacios que quedan entre los arcos y la parte superior se completan con pequeños rombos ajedrezados.

Una última banda de esquinillas da paso a la cornisa a base de ménsulas en voladizo que sirve de separación entre este cuerpo y el de campanas.

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Teruel
 
Página de inicio