un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA MARÍA MAGDALENA (ZARAGOZA)


 

Parroquia del populoso barrio zaragozano de la Magdalena, la iglesia de Santa María Magdalena es uno de los cuatro templos mudéjares de la ciudad que todavía guardan buena parte de su primitiva fisonomía. Según José María Lacarra, la iglesia aparece ya mencionada en 1126, pocos años después de la conquista de Zaragoza por el rey Alfonso I el Batallador, y en 1145 según Ignacio de Asso. Unos años después hay, según Ángel Canellas en su “Historia de Zaragoza”, otra referencia en 1197 sobre el testamento de un clérigo de esta iglesia en el que ofrece piedras para construir un portal cercano a su torre campanario, reseña interesante ya que habla de la existencia de una torre anterior a la construcción mudéjar del siglo XIV.

Es de suponer que como en tantos otros casos, y en la cercana Catedral de La Seo tenemos el ejemplo más relevante, tras la ocupación cristiana de la ciudad se consagrase al culto católico la mezquita que en este lugar se levantaba aprovechando para las funciones de campanar su alminar, que con toda probabilidad se corresponda con, al menos, los dos primeros cuerpos de la actual torre.

2 3

Como suele ser habitual, no disponemos de datos documentales que permitan establecer una cronología para el templo mudéjar que vendría a sustituir a la mezquita. Por la similitud de su fábrica con la de San Miguel de los Navarros, y en menor medida con la de San Gil, se puede establecer, siguiendo a Gonzalo Borrás, la primera mitad del siglo XIV como la de su construcción.

Al igual que aquéllas la iglesia de la Magdalena también se vio afectada por amplias reformas barrocas, en este caso realizadas por Juan Yarza y Romero y su hijo José Yarza y Garín entre 1727 y 1730, entre ellas el cambio de orientación litúrgica, pasando el ábside de la cabecera a funciones de testero y abriéndose en su paño central una portada en alabastro negro.

4 5

Siguiendo los cánones mudéjares de la época, el ábside de siete paños carece de contrafuertes en las esquinas y se decora con motivos en ladrillo resaltado. En la parte baja se disponen paños de arcos mixtilíneos entrecruzados entre sendas bandas de esquinillas simples. En la parte superior, también ribeteados horizontalmente por bandas de esquinillas, va un paño de rombos con un pequeño motivo central. sobre una labor de nudos formada por una doble cinta que se anuda en dos círculos, Este motivo se remonta, según Gonzalo Borrás a la época de los Banu Hud zaragozanos. Sobre la banda de esquinillas superior corre el alero que sustenta una faja de ménsulas en voladizo.

6 7

Entre ambos paños abre en cada lado del ábside una ventana en arco apuntado y doble derrame que alterna al exterior arquivoltas aboceladas y de arista viva.

8 9

La iglesia sigue en planta la tipología mudéjar de nave única de tres tramos abovedados con crucería sencilla y capillas poco profundas entre los contrafuertes, que en origen cerrarían con cañón apuntado transversal a la nave. Aunque en la reforma barroca se respetaron las bóvedas de la nave, no sucedió lo mismo con las de las capillas que se sustituyeron por medio cañón con lunetos. Al igual que en la iglesia de San Gil, sobre las capillas laterales van tribunas al estilo de las iglesias fortaleza, de las que, según Gonzalo Borrás, las del lado sur, recayente a la calle Mayor, son todavía practicables. En la esquina noreste es visible una de las torres contrafuerte.

10 11

La iglesia de la Magdalena se encuentra actualmente cerrada al culto y a las visitas por estar en fase de restauración. Hay que decir que este proceso dura ya más de una década. Terminadas sus dos primeras fases (2002-2003 y 2007-2009) quedan por acometer las obras en el interior, que parece ser van a realizar entre este año de 2016 y el 2017. Esperemos que esta vez sea cierto y podamos disfrutar de uno de los templos y una de las torres más interesante y señeras de Zaragoza.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de Zaragoza
 
Página de inicio