un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

MONASTERIO DE SANTA CATALINA (ZARAGOZA)


En la calle de Arquitecto Magdalena se levanta el Monasterio de monjas clarisas o dueñas menoretas de Santa Catalina, el cenobio femenino más antiguo de Zaragoza. Diego de Espés nos dice que en tiempos del rey Don Jaime I y del obispo Sancho Ahones una dueña principal y de gran linaje llamada Doña Ermisenda de las Cellas, tía de Doña Teresa Gil de Vidaurre, esposa del Rey Conquistador, fundó junto al Monasterio de Santa Engracia, entonces de religiosos de San Benito, un Monasterio de monjas de la Orden de San Damián bajo la advocación de Santa Catalina.

Conocemos que con fecha 19 de abril de 1234 el Papa Gregorio IX dirige a la señora Doña Ermisenda de las Cellas la bula “Virtutem Sibi” exhortándola a fundar en la ciudad de Zaragoza un monasterio de la Orden de San Damián, procurando dotarlo de tal suerte que en él pudieran sustentarse por lo menos veinte monjas. El nombre que tomó el cenobio de Santa Catalina lo fue a propósito de una ermita dedicada a esta Santa que se levantaba extramuros de la ciudad en el lugar donde se erigió el nuevo monasterio. El parentesco de esta noble señora con el Rey Jaime I hizo que el convento quedase desde sus inicios bajo la protección real.

CONVENTO DE SANTA CATALINA

De la primitiva fábrica de este monasterio realizada en el siglo XIV, magnífico ejemplo del mudéjar aragonés, tan solo parte de la iglesia resta tras la desaparición de todas las antiguas dependencias monacales. Primero en los Sitios de Zaragoza sufrió un duro castigo, rematado a principios a finales del XIX o principios del XX con el derribo de lo que todavía se mantenía en pie por motivos urbanísticos. Bajo esta piqueta cayó la magnífica Sala Capitula, una de las pocas dependencias que habían sobrevivido a la guerra napoleónica.

Al exterior la iglesia solamente es visible en su hastial recayente a la calle Arquitecto Magdalena y la fachada del Evangelio donde se abre el acceso al interior a través de moderna y sencilla portada. Son visibles las capillas laterales entre los contrafuertes como parte de las reformas acometidas en el siglo XVII.

2 FACHADA DE LA IGLESIA 3 CAPILAS LATERALES

Al interior la iglesia presenta planta de nave única con capillas laterales entre los contrafuertes, tanto en los lados del ábside como en los de la nave, y coro alto a los pies.

4 INTERIOR HACIA LA CABECERA 5 INTERIOR HACIA LOS PIES

La distribución de capillas es en la actualidad un tanto irregular. De los cinco paños del ábside de cabecera, los cuatro laterales abren otras tantas capillas que conservan su estructura original de arco apuntado. Las capillas de los dos tramos de la nave, en número de dos por lado, se reformaron en 1645, quedando sus arcos de ingreso en medio punto.

6 CAPILLAS DEL EVANGELIO 7 CAPILLAS DE LA EPISTOLA

Cubren el ábside y el primer tramo con las bóvedas de crucería sencilla originales del siglo XIV.

8 BOVEDA DEL ABSIDE 9 BOVEDA DEL PRIMER TRAMO

La misma cubrición tiene el segundo tramo, solamente que aquí la reforma del XVII afectó a los nervios que fueron remodelados. El tramo de los pies se cubre con bóveda de cañón apuntado separada en dos por un arco fajón.

10 BOVEDA DEL SEGUNDO TRAMO 11 BOVEDA DEL TRAMO DE LOS PIES

Los nervios de las bóvedas mudéjares son de triple bocel y descansan en capiteles tronco piramidales sobre columnas adosadas. Al sotocoro se accede a través de un gran arco rebajado.

12 NERVIOS Y COLUMNAS ADOSADAS 13 CORO

De las capillas que abren en la cabecera, las dos más próximas al retablo mayor parecen ser de poca profundidad y están ocupadas por sendos altares. De las dos exteriores, la del lado del Evangelio se cubre con bóveda de crucería sencilla, al igual que nave y ábside. La del lado de la Epístola está cerrada por motivos de clausura de la Comunidad, aunque parece ser que también conserva su bóveda original.

14 CAPILLA 15 BOVEDA DE LA CAPILLA

CAPILLA

 

Mapa interactivo de la Comarca de Zaragoza
 
Página de inicio