un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

TORRE DE LA IGLESIA DEL SALVADOR (VILLANUEVA DE GÁLLEGO)


De la primitiva iglesia mudéjar de la localidad de Villanueva de Gállego, únicamente la torre-campanario ha llegado hasta nuestros días. Durante la Guerra de la Independencia el templo fue duramente castigado, quedando en ruinas, comenzándose después de la contienda la restauración, abriéndose al culto nuevamente en 1820. Ya en el siglo XX, concretamente en 1955 se amplió, concluyendo la fábrica con la construcción de la torre en 1962 con la ayuda del pueblo.

La pequeña torre de fábrica mudéjar, que es la que aquí nos interesa, se levanta separada unos tres metros de la iglesia actual. Antes de la restauración y rehabilitación de torre y plaza se conservaban en el solar contiguo los cimientos de los tres tramos finales de la nave que, al estilo de las iglesias mudéjares era única, y probablemente con capillas entre los contrafuertes. En el lateral posterior pueden observarse dos vanos a diferente altura que se corresponderían con los accesos a su interior, uno a nivel del suelo, y el segundo desde el coro alto a los pies de la iglesia.

2 3 4

La torre de planta cuadrada tiene al interior estructura cristiana con el interior hueco. Al exterior se divide en tres cuerpos mediante cornisas a base de ménsulas. El cuerpo inferior es completamente liso. Como puede verse en la fotografía nº 6, antes de la restauración se veía perfectamente como el lateral derecho quedaba oculto por la fábrica de la iglesia casi hasta la altura de la cornisa superior.

5 6

Una banda de esquinillas formada por tres hiladas dispuestas al tresbolillo corre debajo de las ménsulas en forma de pirámide invertida que conforman la sencilla cornisa de separación con el siguiente cuerpo.

Este segundo cuerpo se divide a su vez en dos pisos mediante una sencilla imposta a base de finos ladrillos dispuestos a sardinel.

8 9

Es en dos de los lados de la parte baja de este cuerpo donde se concentra la única decoración en ladrillo resaltado que presenta la torre, estando los otros dos lisos debido, probablemente a que estaban semiocultos por la parte alta y tejado del templo.

10 11

El motivo lo conforman cruces de múltiples brazos que generan paños de rombos. en el centro de los rombos de la fila inferior se colocaron pequeñas cruces en ladrillo resaltado.

En la parte superior se abren dos sencillos vanos en arco de medio punto en cada uno de los cuatro lados.

13 14

Una nueva cornisa de ménsulas en forma de pirámide invertida separa este cuerpo del superior.

El último cuerpo que se correspondería con el de campanas abre en cada lateral dos vanos en medio punto más altos que los inferiores, ya que debieron de servir para alojar aquéllas. La parte baja del cuerpo queda en forma de friso liso al estar separada de los vanos por una fina imposta a sardinel. Se cubre con tejado a cuatro aguas.

16 17

Por su sencillez, tanto de hechuras como decorativa, y por los motivos que presenta (rombos, esquinillas y ménsulas en forma de pirámide invertida), así como por la estructura interior exenta de machón central, parece obra tardía, tal vez de la segunda mitad del siglo XVI. Es loable que a pesar de haber quedado desligada del templo actual, se optase por su conservación en lugar del derribo como solía ser por desgracia habitual en estos casos.

 

Mapa interactivo de la Comarca de Zaragoza
Página de inicio