un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA MARÍA (BULBUENTE)


La localidad de Bulbuente estuvo vinculada al Monasterio de Santa María de Veruela desde el año 1247, cuando Jaime I permuta su propiedad por la de Purujosa que hasta ese momento era propiedad de los abades de ese Monasterio.

La construcción de su iglesia parroquial, bajo la advocación de Santa María, fue promovida en la primera mitad del siglo XVI bajo el abaciado de Fray Miguel Ximénez de Embúm, ya que al no consagrarse la mezquita de Bulbuente como iglesia tras la conversión forzosa de los moriscos en 1525, se optó por edificar una de nueva planta. La capitulación para su edificación se capituló el 2 de junio de 1533 con el Joan Arinçaval, concluyendo dos años más tarde, en 1535. Los dos tramos de los pies de la planta actual corresponden a la ampliación que en la primera mitad del siglo XIX se acometió con motivo del aumento de la población de la localidad.

Del exterior, lo más interesante corresponde a la torre, construida enteramente en ladrillo, que se levanta adosada al lado del Evangelio del que sería tramo de los pies de la primera fábrica mudéjar, y segundo en la iglesia ampliada. Se divide en dos cuerpos de planta cuadrada a los que se añadió en época barroca otra octogonal.

2 3 4

El primer cuerpo es ciego y se eleva ligeramente por encima de la cubierta de la nave de la iglesia. El segundo cuerpo, que se correspondería con el primitivo de campanas, se levanta ligeramente retrotraído hacia el interior. En cada uno de sus lados se aprecia un vano en arco de medio punto, ahora cegados, sobre el que corre un sencillo friso de esquinillas al tresbolillo, como único elemento decorativo en ladrillo resaltado. El cuerpo superior tiene planta octogonal con pilastras adosadas en las esquinas, con un estrecho y alargado vano en medio punto abierto en cada una de sus caras. Se remata en una volada imposta moldurada y corona con un chapitel metálico sobre una base también octogonal en la que abre un pequeño óculo en cada paño.

El templo muestra al exterior sus dos fases constructivas, la primera edificación de ladrillo de los dos primeros tramos y cabecera se diferencia claramente de la ampliación de los pies donde abunda el sillarejo mezclado con argamasa. También son visibles los contrafuertes de ladrillo entre tramos, así como las dos capillas que abren en el primer tramo de la nave. El acceso al interior se realizó por el tercer tramo, primero de la ampliación del XIX, a través de una sencilla portada en arco de medio punto de ladrillo.

6 7

La iglesia tiene planta rectangular de cuatro tramos, cabecera recta que pasa a poligonal en altura, capillas laterales en el primer tramo, y coro alto a los pies. Esas dos capillas laterales corresponden a una reforma del siglo XVI, y ambas tiene planta cuadrangular y escasa profundidad, tal y como se aprecia al exterior, que abren a la nave a través de arcos de medio punto.

8 9

Cabecera y los dos primeros tramos de la nave, que es la parte que corresponde a la obra del XVI, se cubren con bóvedas de crucería simple con los nervios apeando en ménsulas voladas. La de la cabecera se levanta sobre trompas en los ángulos. Los dos tramos situados a los pies, correspondientes a la ampliación, se cubren con bóvedas de lunetos rebajadas.

10 11

12 13

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Borja
 
Página de inicio
Ver estadísticas