un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN MARTÍN DE TOURS (ARÁNDIGA)


La villa de Arándiga se localiza en la margen derecha del río Aranda, poco antes de su confluencia con el Isuela dentro de su mismo término municipal. El casco urbano conserva un interesante entramado medieval en el que destaca la judería y el castillo que se levanta en lo alto de un peñasco que domina todo el conjunto urbano. De origen musulmán, su primera construcción se data en los siglos XI-XII, reforzándose en el XIV durante la Guerra de los dos Pedros.

A los pies de la roca que sustenta esta fortaleza se ubica la iglesia parroquial bajo la advocación de San Martín de Tours. Se trata de una construcción obra del siglo XVII en mampostería y ladrillo. Parcialmente arruinada y sin culto durante muchos años, finalmente se reconstruyeron las fachadas de los pies y meridional y se adecentó su interior. Una escalinata, que salva el desnivel entre la calle y el pavimento del templo, lleva a una sencilla portada de ladrillo en arco de medio punto doblado que abre en el centro del hastial. Sobre la portada un óculo, también en ladrillo, sirve de iluminación al tramo de los pies y coro alto.

1 2

Lo más destacado del exterior corresponde a la torre campanario que se levanta adosada al tramo de los pies del lado del Evangelio. De planta cuadrada, consta de dos cuerpos. El cuerpo inferior de mampostería con refuerzo de piedra sillar en las esquinas, parece ser la primitiva torre ya que en en la parte superior de cada lado abre una pareja de vanos en arco apuntado actualmente cegados. En época posterior se añadió un pequeño cuerpo de ladrillo, también con sendos vanos apuntados en cada lado para cobijo de las campanas. Este tipo de vanos, sobre todo en el cuerpo inferior, podrían situar la construcción de la torre hacia los siglos XIV-XV, tal vez como parte de un templo anterior al que sustituiría en época barroca el actual.

3 4 5

6 7

Al interior la iglesia presenta planta de cruz latina con crucero y nave única de cinco tramos. En cada uno de los primeros cuatro tramos abren capillas laterales en arco de medio punto sobre las que corre una tribuna abierta en vanos adintelados con barandilla de madera. El tramo de los pies lo ocupa el coro alto sobre un amplio arco rebajado.

8 9

Tanto el presbiterio como los cinco tramos de la nave se cubren con bóvedas de medio cañón con lunetos. El crucero lo hace con cúpula ciega sobre pechinas y las capillas laterales con medio cañón transversal al eje de la nave.

10 11

De esta iglesia de Arándiga nos interesa la decoración barroco-mudéjar de lazo que cubre el intradós de los cuatro arcos torales que sustentan la cúpula del crucero, de los cuatro fajones de separación de tramos en la nave y del arco rebajado del sotocoro. Como es habitual en las decoraciones de este tipo que encontramos en la zona los motivos que se desarrollan en estas superficies están íntimamente relacionadas con las que Juan de Marca realizó en la iglesia de Santa Ana de la cercana Brea de Aragón, de tal manera que todos son copia de los de Brea, algunos con pequeñas variantes, lo que unido a la fecha de construcción de la iglesia hace pensar en que aquí pudo trabajar, si no el propio Marca, si alguno de los discípulos de su taller.

Los cuatro arcos torales que sustentan la cúpula del crucero se cubren con el mismo motivo de lazo de ocho. Su desarrollo parte de una red de cuadrados con los ángulos semicirculares y de lados quebrados, que se interseccionan en dichos ángulos y forman círculos mientras que los lados quebrados de los cuadrados forman un ángulo entrante. El resultado es que los cuatro ángulos rectos de los lados y los cuatro ángulos curvos entrantes por la intersección de los cuadrados mayores dan lugar a un espacio estrellado de ocho puntas que alterna los lados rectos con los curvos. Entre cada cuatro cuadrados mayores, los ángulos entrantes forman otro espacio estrellado de ocho puntas rectas, que aquí únicamente se aprecia la mitad de ellas en los laterales.

Los espacios grandes se rellenan con estrellas de ocho puntas que alternan los lados curvos y rectos. Los espacios estrellados pequeños se cubren con medias estrellas de ocho puntas. Los pequeños huecos circulares de decoran con medias bolas que se alternan lisas y con una pequeña cruz rehundida en el centro. Todos estos motivos van pintados en color crema y las cintas en blanco.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Calatayud
 
Página de inicio
Ver estadísticas