un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA (MOROS)


Moros es la primera localidad que encontramos entrando en el valle del Manubles desde Ateca. La población se extiende encaramado en la solana de un espolón rocoso, lo que hace que su casco urbano se estructure a base de calles de trazado casi paralelo a distinto nivel que se comunican a través de empinadas travesías y costanillas. Si esta complicada orografía es un verdadero deleite para el visitante, no lo es tanto para los habitantes del lugar, ya que la estrechez y pendiente de sus calles hace que el uso del automóvil este prácticamente restringido a una parte de su calle principal, con los inconvenientes que ello acarrea.

Hacia el centro del pueblo, en la cresta del espolón que domina el caserío, se sitúa la iglesia parroquial bajo la advocación de Santa Eulalia de Mérida, que a pesar de su volumetría pasa prácticamente inadvertido entre semejante entramado urbano. De primitiva fábrica mudéjar fechable en el siglo XIV, su aspecto actual se corresponde con las amplias reformas acometidas entre los siglos XVII y XVIII. Su nave única de cinco tramos con capillas laterales entre los contrafuertes se construyó a base de cajeados de mampostería entre verdugadas de ladrillo, aparejo conocido como “toledano”, muy común en Castilla, pero raro en tierras aragonesas.

1 2

La fachada principal se sitúa a los pies, con la torre adosada a su lado derecho. Al igual que el resto del templo, se realizó en aparejo toledano y se remata con un frontón triangular. En el centro abre una sencilla portada en arco de medio punto, sobre la que se sitúa una pequeña hornacina y un óculo.

Al exterior, la torre se divide en tres cuerpos. El inferior, que llega hasta la altura de las cubiertas de la iglesia, tiene planta cuadrada está alineado con la fachada y construido con los mismos materiales. Los dos superiores son de ladrillo. El primero, también con planta cuadrada y ligeramente retranqueado hacia el interior, abre en cada lado un amplio vano en medio punto para las campanas entre sendas pilastras en los laterales. El cuerpo superior presenta planta octogonal con pilastras en las esquinas y un estrecho vano en la parte superior de cada lado. Se remata la torre con chapitel de cerámica vidriada.

3 4

De aquella primitiva obra mudéjar del XIV únicamente se conserva la zona de la cabecera, obra enteramente de ladrillo con un aspecto algo extraño.

Lo que parece la parte más antigua tiene forma de ábside semicircular que termina en unos arcos rebajados de descarga. No mucho más tarde se elevó con tres paños rectos que transforma esta parte superior en poligonal. Seguramente fue entonces cuando se reforzaría la cabecera con los cuatro contrafuertes, de los que se aprecian los dos centrales y parte de los laterales embutidos en las ampliaciones posteriores.

5 6 7

En el centro de cada uno de los paños abre un óculo para iluminación del interior. Una cornisa a base de ménsulas en forma de pirámide invertida sobre un friso de esquinillas, que también se extiende al contrafuerte de la derecha, marcaría el remate de la fábrica mudéjar. En época barroca se elevó la cabecera con nuevos paños rectos que terminan en una volada cornisa.

8 9

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Comunidad de Calatayud
 
Página de inicio
Ver estadísticas