un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SANTA ANA (MAINAR)


El acceso al interior se realiza por una sencilla portada en arco de medio punto a base de grandes dovelas en piedra sillar que abre en el muro meridional junto a la base de la torre. Una serie de detalles nos permiten diferenciar las dos etapas constructivas de los tramos de la nave. En primer lugar, el contrafuerte central es de mayor grosor que los demás, lo que parece indicar que se unieron dos, separando e individualizando un tramo del otro, abriéndose a posteriori, lo que se tradujo en un arco con sus jambas de forma irregular. Además en el segundo tramo se pierde el esgrafiado que decora los muros del primer tramo y de la cabecera.

2 3

En cada uno de los laterales de los tramos hay dos capillas entre los contrafuertes que abren a la nave central mediante arcos de medio punto doblados. A su vez, al estar los contrafuertes abiertos, se comunican entre sí dando la sensación de pequeñas naves laterales. De escasa profundidad, cada una se cubre de manera diferente, lo que denota distintas etapas constructivas. La cuarta capilla del lado de la epístola está ocupada por la portada de acceso.

Las capillas de San Antonio y Santa Ana, primeras del lado del evangelio, son la única parte de la antigua iglesia que se respetó cuando se acometió la construcción del nuevo templo, ya que así quedaba explícitamente dicho en el mandato del arzobispo Don Hernando de 1544: “Primeramente mandamos ampliar la dicha iglesia haziendo en ella una cabeçada de nuevo rompiesndo la pared de dicha yglesia y ensanchándola desde los altares de San Anº y de Sant Ana…”. Se diferencias de las demás en que cubren con bóveda de crucería simple y la intercomunicación entre ambas se hace mediante un arco apuntado. El resto de capillas se cubren con bóveda de crucería estrellada y la comunicación entre ellas es irregular, lo que hace pensar que la misma se realizó después de su construcción.

4 5

Volviendo a la nave central, la cabecera se cubre con bóveda de crucería estrellada con terceletes, componiendo las nervaduras una forma floral en el centro. Los dos tramos de la nave lo hacen con bóveda vaída, también de crucería estrellada con terceletes, patas de gallo y combados. En el segundo tramo los nervios se curvan más todavía sobre todo en la parte central, lo que también lleva a pensar que este tramo se realizó en época más tardía que el primero y la cabecera. El tramo añadido de los pies, donde se ubica el coro alto, cubre igualmente con crucería estrellada, más sencilla en su diseño que las anteriores ya que la falta de espacio impide crear una composición más complicada.

6 7

Las crucerías estrelladas de las bóvedas se completan con las correspondientes claves. Destaca la central de la cabecera poligonal decorada con el escudo barrado de la Monarquía aragonesa. Los motivos del resto de claves se reparten entre flores carnosas de color verde y centro rojo y cabezas de ángeles de color blanco con una ancha cinta sogueada de color dorado alrededor.

8 9

Las nervaduras de las bóvedas, arrancan de unas ménsulas y de una fina moldura que forma una doble imposta corrida a lo largo de todo el perímetro de la iglesia. Estás ménsulas tienen forma de cabeza de querubín alado en la cabecera.

Para iluminación del interior abren en la parte alta de cada uno de los paños del ábside de la cabecera y en cada lado de los dos tramos de la nave grandes ventanas en arco de medio punto que se decoran en la cabecera y primer tramo de la nave con motivos renacentistas platerescos en “candelieri” realizados en yeso en el intradós del arco y de las jambas. Las dos ventanas del segundo tramo carecen de decoración, otro aspecto a tener en cuenta a la hora de establecer una cronología más tardía para el mismo.

11 12

 

Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Daroca
 
Página de inicio
Ver estadísticas