un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

ALFARJE DEL SALÓN DEL TANTO MONTA (HUESCA)


   

 


El acceso al Salón del “Tanto Monta” se realiza por su lado occidental desde el Claustro que forma parte del Museo Diocesano a través de sencilla puerta en arco rebajado sobre la que se dispone la divisa heráldica del obispo Esteban Esmir (1641-1654). En la parte alta de las dos hojas de madera con que cierra la puerta figura el escudo del obispo Onaindía (1875-1886), bajo cuyo mandato, como vimos en la página anterior, se reforzó y consolidó la techumbre, se enmascararon las jácenas y se repintaron los canes.

2 3

Según Ana Carrassón, la Sala tiene planta rectangular irregular con orientación norte sur y unas dimensiones de 30,20 m. de largo por 8 m. de ancho, y una altura de 10 m. En la actualidad los muros se cubren con un estuco veneciano de color rojo y el suelo con mármol negro con un espacio acristalado central donde queda reflejado el alfarje para la mejor apreciación de sus detalles. Hasta que cayó en desuso, sus grandes dimensiones permitieron que fuese usado, además de como sala de audiencias o ceremonias de los Obispos, como comedor cuando el número de comensales era numeroso, por lo que se denominó Tinell mayor y Sala mayor.

5 6

7 8

Hasta la primera fase de la restauración el Salón se iluminaba a través de dos grandes ventanales arquitravados que abren en el muro de los pies o septentrional. Entonces, además de darle a muros y suelo su aspecto actual, se abrieron tres vanos en el muro oriental que se encontraban cegados. Dos corresponderían a sendas puertas de acceso a dependencias anexas, ahora desaparecidas, y el tercero un ventanal para iluminación del Salón. La portada más cercana a la tarima de la cabecera es muy sencilla con arco trilobulado. A continuación, la otra portada de piedra, en arco apuntado con una fina moldura abocelada a modo de guardapolvo que se extiende a la altura del arranque de los arcos (esta portada estaba visible y abierta a principios del siglo pasado, tal y como se aprecia en las fotografías 10 y 11 de la página anterior). Por último, una ventana de la que se conserva la parte del arco con forma polilobulada, también en piedra.

9 10 11

Fue en el segundo semestre de 2009 y buena parte del año siguiente, cuando se acometió la primera fase de la restauración, que consistió en solucionar los problemas de filtraciones de agua y humedades, además de instalar nuevo tendido eléctrico y la climatización, además de dotar a muros y suelo de su aspecto actual.

(En la fotografía nº 12 se aprecia el aspecto que tenían los muros en 2007, con una simulación de despiece de piedra sillar muy deteriorada, y motivos de roleos sobre fondo marrón a modo de arrocabe del alfarje. En la nº 13, el Salón en 2013 tras esa primera fase restauradora, con los muros, ya restaurados, cubiertos por chapas metálicas para preservarlos hasta finalizar la intervención en el alfarje. En ese momento se respetó la decoración pintada del arrocabe hasta intervenir en la techumbre, momento en el que se optó por eliminarla y sustituirla por el actual moldurado en blanco.)

12 13

 

Mapa interactivo de la Comarca de la Hoya de Huesca
 
Página de inicio
Ver estadísticas