un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN (VELILLA DE EBRO)


En la cima del cerro amesetado en cuya falda se extiende el caserío de Velilla de Ebro hubo un asentamiento ilergete llamado “Celse” transformado más tarde en colonia romana por el triunviro Lépido quien la bautizó como “Colonia Victrix Ivlia Lépida” en el 44 a.C. Pocos años después, en el 36 a.C., Octavio recuperó el viejo nombre de “Colonia Victrix Ivlia Celsa” para el lugar. El declive de la colonia se produce a la par que va tomando importancia un nuevo enclave romano río arriba llamado “Cesaraugusta”, actual Zaragoza. Desde las inmediaciones del Museo y Centro de Interpretación de los importantes vestigios que se conservan, se contempla una magnífica vista de la localidad que se extiende a los pies, destacando a la izquierda la imponente ermita de San Nicolás de origen románico y más abajo, en el centro del pueblo, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

2 3

La iglesia es una construcción renacentista de la segunda mitad del siglo XVI, en ladrillo sobre un basamento de piedra sillar y mampostería, con cabecera poligonal de cinco lados, nave única con capillas entre los contrafuertes, y torre adosada al tramo de los pies.

4 5

Circunda la parte alta de todo el conjunto la típica galería aragonesa de arquillos a base de vanos en arco doblado de medio punto. Presenta la peculiaridad de que el hueco del arco interior es sensiblemente menor que el exterior además de contar con un alto antepecho. Una serie de ménsulas en forma de pirámide invertida, debajo de dos filas de ladrillos en esquinilla, sustentan el alero del tejado.

Como nota curiosa, destacar que en el muro exterior de la capilla del lado recto del presbiterio del lado de la Epístola hay colocada una placa cerámica que recuerda que allí se enterró a Miguel Pellicer “el cojo de Calanda”, a quien la Virgen del Pilar le restituyó una pierna en 1640, falleciendo en Velilla en 1647 y enterrado en el cementerio antiguo de la localidad que se encontraba adosado a esta fachada del templo.

6 7

El acceso al interior de la iglesia se realiza por la fachada de los pies a través de portada de ladrillo en arco de medio punto doblado que abre en el centro. Sobre el arco hubo una hornacina actualmente cegada. Remata en un cuerpo triangular, a modo de frontón, separado de la parte inferior por una sencilla imposta.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca de la Ribera Baja del Ebro
 
Página de inicio
Ver estadísticas